La Generalitat cree que los maquinistas de Rodalies "viven en otra galaxia"

Lluís Recoder, CiU
JORDI PLAY / CIU
Actualizado 26/01/2011 13:37:25 CET

El conseller Recoder pide al Gobierno que se implique en la resolución del conflicto

BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Lluís Recoder, ha considerado que los maquinistas de Rodalies "viven en otra galaxia" en referencia a la huelga de celo que protagonizan desde este lunes y que ha ocasionado a primera hora de la mañana de este miércoles la supresión de 11 trenes, retrasos en 8 unidades y demoras de hasta 23 minutos.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, ha afirmado que la huelga es "completamente injustificable y difícilmente comprensible para la ciudadanía", y que los maquinistas son un colectivo de privilegiados que gana 60.000 euros al año trabajando 3 horas y 8 minutos diarios (conducción efectiva) y 215 días anuales.

Ha sostenido que lo único que puede hacer la Generalitat ante este conflicto es dar instrucciones a Renfe, como la devolución del billete o la realización de un esfuerzo de información, así como para llegar a un acuerdo con los maquinistas sin ceder necesariamente a unas pretensiones que considera "absolutamente desmesuradas", además de reforzar las líneas de autobuses.

Sobre una posible militarización, al igual que pasó con la huelga de controladores, ha explicado que se debe intentar que las conversaciones vayan por el buen camino y espera que en 48 horas Renfe pueda reconducir la situación, a la vez que ha pedido al Gobierno que se implique en la solución del conflicto.

Sobre el traspaso de Rodalies, Recoder lo ha calificado de "transferencia peculiar" y ha asegurado que tiene grandísimas debilidades porque la Generalitat únicamente es la titular de un servicio que presta Renfe, y ha reconocido que el personal de Renfe se opuso a este traspaso porque cobran más que los maquinistas de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) --un 50% más, según fuentes de Renfe--.

En cualquier caso, ha advertido de que no devolverán el traspaso y que el contrato con Renfe acabó el 30 de diciembre de 2010, por lo que ahora existe un año de prorroga y hay asegurado un contrato programa que vincula a las dos partes hasta 2015 --es el contrato que se tiene que discutir y ver si Renfe puede prestar el servicio con la calidad que la Generalitat exige--.

Ha sostenido que las infraestructuras en Catalunya son un tema vital para el bienestar de la ciudadanía y para el desarrollo económico, lo que en gran parte depende del Estado, que "ha tenido a la comunidad catalana con un nivel de inversión que no se corresponde con el peso de la ciudadanía, el PIB que genera o con las inversiones en Cercanías Madrid".

No obstante, el recorte de un 10% en el presupuesto de 2011 en comparación con el de 2010 amenazará a varias infraestructuras, y ha asegurado que el plan director de inversión en infraestructuras del tripartito era una "carta a los reyes magos" porque preveía una inversión de 100.000 millones de euros entre 2010 y 2020, lo que está fuera de las posibilidades de Catalunya.

Con todo, ha asegurado que el Cuarto Cinturón "se tiene que hacer" y no ha descartado más peajes, a la vez que ha asegurado que el nuevo Govern "sacará más zumo" del Aeropuerto de Alguaire, por lo que se debe incentivar que las tierras leridanas y los Pirineos atraigan turismo, así como la aprobación de vuelos fuera del espacio Schengen en lo referente al transporte de mercancías.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies