Una gestora abordará "caso a caso" la situación de jóvenes sin hogar en Girona

Publicado 02/02/2018 18:36:17CET

GIRONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha creado una gestora que analizará "caso por caso" la situación de jóvenes sin hogar en Girona para buscarles el mejor recurso, ha informado el departamento en un comunicado.

La plataforma Girona Acull había reclamado al Ayuntamiento y a la Generalitat soluciones para unos 30 jóvenes de 18 y 19 años que llegaron a Catalunya siendo menores extranjeros no acompañados y que actualmente viven en la calle.

El secretario de Asuntos Sociales y Familias, Francesc Iglesies, ha afirmado este viernes que la gestora seguirá trabajando para buscar la mejor solución para cada joven "adaptándose a las circunstancias y perfil" de cada uno.

Iglesies, que se ha reunido junto a la directora general de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), Georgina Oliva, y representantes de Creu Roja, Càritas, Fundació Sergi y Girona Acull, ha abogado por trabajar "desde la perspectiva de los extutelados, de los sin techo y de los migrantes sin papeles".

Ha abordado la creación de nueva vivienda de emergencia y recursos habitacionales más estables, así como la planificación de recursos de acompañamiento integral, formativos, en competencias lingüísticas y de alfabetización.

La Generalitat también ha propuesto una iniciativa de mentorado por el que voluntarios expertos actuarán de referentes para aquellos jóvenes que hayan decidido no acogerse a los programas de Área de Apoyo de Jóvenes tutelados y extutelados u otros recursos.

Oliva ha remarcado las dificultades con que se encuentra la Dgaia para regularizar la situación de menores sin referentes familiares, y ha afirmado que un trámite que antes se acostumbraba a hacer en dos o tres semanas, ahora puede suponer nueve meses.

En 2017 han llegado a Catalunya 1.489 jóvenes sin referentes familiares (Mena), una cifra que duplica la de 2016 y triplica la de 2015, e Iglesies ha dicho que es un fenómeno que se tiene que afrontar "como país" de una forma colaborativa entre administraciones y tejido social.