El Gobierno de Colau descarta la consulta sobre tres hoteles que pide ERC

La teniente de alcalde de Barcelona Janet Sanz
EUROPA PRESS
Actualizado 11/01/2017 19:05:03 CET

Avisa de que no aprobar el plan de alojamientos turísticos antes de marzo supondría "barra libre"

BARCELONA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha descartado este miércoles celebrar una consulta ciudadana vinculante sobre la posibilidad de parar los hoteles de Rec Comtal y Drassanes y el albergue de la Vila Olímpica, porque paralizar los proyectos supondría un coste de más de 100 millones de euros: "Sería inejecutable".

Ha destacado en rueda de prensa que, además de este coste "de dinero público que pasaría directamente a los bolsillos de promotores privados", sería una decisión arbitraria que también generaría dudas jurídicas si en la consulta se optara por paralizar los proyectos, porque el Ayuntamiento debe justificar técnica y adecuadamente cualquier expropiación.

ERC ha lanzado esta propuesta como condición para apoyar el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), que el Gobierno municipal negocia con los grupos para aprobarlo antes de que el 17 de marzo venza la suspensión de licencias de Gràcia, con el objetivo de que exista una regulación que controle estos establecimientos y evite el "crecimiento descontrolado" de los alojamientos turísticos en la ciudad.

Sanz ha recordado que el Gobierno de Ada Colau está en contra de los tres proyectos que critica ERC por el impacto que suponen en el entorno, y ha recordado que solicitó a la Generalitat que incoara un expediente de delimitación de entorno protegido de los elementos histórico-artísticos de las Drassanes para frenar el hotel, algo que descartó el conseller de Cultura, Santi Vila, porque ninguno de los informes justificaron esta necesidad.

INSTRUMENTO IMPRESCINDIBLE

"Estoy segura de que nadie entendería que, con estos 60 días que tenemos de plazo, dejáramos que la barra libre de alojamientos turísticos volviera a la ciudad", ha advertido Sanz, quien ha asegurado que trabajarán hasta el último minuto para que salga adelante el plan, que el ejecutivo quiere aprobar lo antes posible.

Sanz ha avisado de que el Peuat es un instrumento imprescindible para la ciudad y ha asegurado que todos los grupos comparten ahora la necesidad de regular los alojamientos turísticos, por lo que siguen dialogando con ellos para acordarlo, tras un proceso en el que también han abordado el asunto con vecinos y con el sector, ha destacado.

Ha señalado que la propuesta del Gobierno municipal tiene muchos puntos en común con las peticiones de ERC y la CUP, y también con CiU y C's han "tejido puntos de acuerdo" durante unas negociaciones que ha descrito como complejas y en las que se han incorporado propuestas de todos para configurar un documento que incluye muchas aportaciones.

ERC PUEDE SENTIRLO "SUYO"

Ha destacado que muchas de las aportaciones parten de propuestas de ERC, que "ya pueden sentir bastante suyo" el documento --que los republicanos no apoyan por el momento--, ya que exigen ampliar la zona de decrecimiento a los barrios de Sant Antoni, Poblenou, Hostafrancs y Vila Olímpica --la CUP también lo pide en los tres primeros-- y un plan de choque de inspecciones contra los pisos turísticos ilegales --hay unos 6.000 en la ciudad--, medida que ha compartido Sanz, quien se ha ofrecido a concretar un acuerdo sobre la cuestión.

Ha garantizado que el plan que tienen sobre la mesa y que están acabando de concretar con las negociaciones --de las que no ha dado detalles-- "ya no es el Peuat del Gobierno municipal, sino que incluye muchas propuestas de los grupos municipales y cuenta con estas miradas amplias", ha insistido.

"Trabajamos hasta el último minuto del partido para conseguirlo. Todavía tenemos 90 minutos de partido, y me atrevería a decir que todavía tenemos un poco de prórroga", según Sanz, que ha recordado que, para abordar el asunto en el pleno de enero, antes debe aprobarse en comisión --se celebra la próxima semana--, pero también podrían optar por hacerlo en una sesión extraordinaria, ha señalado a preguntas de los medios.