El Gobierno de Colau destina más de la mitad de los nuevos agentes de la Urbana a Ciutat Vella

Ada Colau y concejales con nuevos agentes de la Guardia Urbana
EUROPA PRESS
Actualizado 09/07/2018 14:33:11 CET

El 27% de los 106 nuevos agentes son mujeres y el cuerpo policial estrena uniforme

BARCELONA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha entregado este lunes las credenciales a los nuevos 106 agentes de la Guardia Urbana, 56 de los cuales se destinarán al distrito de Ciutat Vella, cuya plantilla está esperando las nuevas incorporaciones "con muchas ganas", según la primera edil.

Esta es la 90 promoción de la Guardia Urbana, y está formada por 80 hombres y 26 mujeres, con una edad media de 31 años y con los que la plantilla del cuerpo policial alcanzará los 2.763 policías, a los que se sumarán otros 150 en 2019.

Las mujeres representan un 25% de esta promoción, sobre lo que Colau ha dicho: "Todavía queda mucho por mejorar, porque las mujeres somos el 50% de la población, pero poco a poco vamos mejorando este porcentaje", y ha señalado que no se trata sólo de una cuestión de justicia e igualdad, sino de dar el mejor servicio posible.

La alcaldesa ha recordado que la Guardia Urbana es uno de los cuerpos policiales más veteranos, con 175 años de historia, y ha dicho que es "motivo de orgullo" para Barcelona y el Ayuntamiento, y que tiene todo el apoyo y reconocimiento tanto del consistorio como de la ciudadanía, según ella.

Ha destacado la importancia de que se incorporen nuevos agentes en el cuerpo, porque éste debe "rejuvenecerse", pero ha resaltado también la necesidad de las relaciones entre generaciones, para combinar las nuevas ideas y la fuerza de la juventud con la experiencia y el conocimiento.

Considera que el cuerpo policial pasó su "prueba de fuego" con el atentado de La Rambla del pasado agosto --que se conmemorará en su aniversario--, sobre el que siempre se recordarán las víctimas y también la respuesta profesional y humana de los cuerpos de seguridad y emergencias, según la alcaldesa.

NUEVO UNIFORME

Colau ha destacado que el cuerpo policial estrena uniforme, que la plantilla irá incorporando paulatinamente y que tendrá modelo de verano e invierno, ambos de color azul noche --más oscuro que el anterior--, con una 'senyera' en una manga y con las palabra 'Policia' y 'Guardia Urbana' en la espalda.

La nueva vestimenta incluye franjas de color amarillo flúor en los hombros, y el cambio responde al objetivo de armonizar de forma progresiva los uniformes de los Mossos d'Esquadra y los de las más de 100 policías locales catalanas, para reforzar la imagen conjunta, algo que se anunció hace un año.

La alcaldesa ha recordado que en este mandato han puesto en marcha la Policia de Barri, que ya ha llegado a la mitad de los distritos y que prevén que esté implantada en todos en la próxima primavera, y ha defendido que los agentes necesitan una gran vocación de servicio público, profesionalidad, humanidad y empatía, "en una ciudad cada día más compleja".

TRANSFORMACIÓN DE LA URBANA

El comisionado de Seguridad, Amandeu Recasens, ha destacado que la mejor respuesta a las demandas de la ciudadanía se da desde la proximidad y el territorio, y ha invitado a los nuevos agentes a formar parte activa de la transformación del cuerpo policial.

Ha recordado el repunte de los hurtos y ha pedido prestar atención a este ámbito junto con los Mossos d'Esquadra, tras lo que ha recordado al inspector de la policía catalana que falleció la pasada semana en un accidente de montaña en Francia, que formó a miembros de la Urbana, ha dicho.