El Gobierno de Colau niega recortes de 107 millones y asegura que se trata de un informe desfasado

Comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona de julio
EUROPA PRESS
Publicado 11/07/2018 19:11:08CET

   BARCELONA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Ada Colau ha negado este miércoles que prevea recortes de 107 millones de euros en dos años, como había cifrado el socialista Jaume Collboni, y ha asegurado que la previsión del líder municipal del PSC se basa en un informe interno desfasado realizado en octubre y diciembre en un contexto de "máxima inestabilidad política", han señalado fuentes municipales.

   La teniente de alcalde Janet Sanz ha criticado en la comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad la postura del PSC, y ha dicho que existen "ingresos que son volátiles", en referencia a las plusvalías, y que es obligación del Gobierno municipal estimar qué ocurriría si se consolida una caída de los ingresos en este concepto.

   "El trabajo y la obligación de la Gerencia de Economía es valorar si todo esto se consolidara qué puede acabar pasando, pero es un dato incierto", ha dicho sobre las plusvalías, y más tras una sentencia del Tribunal Supremo (TS) que reconsidera una del Tribunal Constitucional (TC) que cambió criterios que llevaron a la reducción de ingresos.

   Ha garantizado que los proyectos previstos se ejecutarán y que el Ayuntamiento está registrando incrementos en la mayoría de ingresos mediante tasas e impuestos, pero que "el Estado ha recortado algunas de sus transferencias" que no ha compensado, en referencia al descenso de las plusvalías.

   "Lo que hacemos como responsables de la ciudad es plantear cómo nos puede llegar a afectar esto si acaba consolidándose y si no hay una respuesta distinta de la que hemos tenido hasta ahora con el Gobierno del PP", ha aseverado Sanz, que ha remarcado que los proyectos previstos siguen adelante y que su área ha completado el 75% de ejecución de sus proyectos.

   Sanz ha agradecido que diversos grupos municipales se hayan ofrecido a colaborar si "estos escenarios se pudieran llegar a confirmar" y fuera necesario realizar reajustes, y fuentes municipales han insistido en que la posibilidad de recortar 107 millones en dos años se realizó en el peor escenario, ya superado, por lo que está desfasada.

DUDAS DE LA OPOSICIÓN

   El socialista Daniel Mòdol, que ha pedido la comparecencia del Gobierno municipal, ha mantenido que el consistorio está registrando un descenso en los ingresos y ha insistido en preguntar en qué recortará el Gobierno municipal, porque sabe reconocer "cuándo va de farol".

   Jordi Martí (PDeCAT) ha exigido conocer la verdad, como ha hecho Santiago Alonso (Cs), que ha avisado de que "se han encendido todas las luces rojas", y el republicano Jordi Coronas ha pedido al Gobierno municipal llamar las cosas por su nombre y que, si se deben hacer recortes, se reconozca la realidad, y no hable de reprogramaciones.

   Alberto Villagrasa (PP) ha criticado que e Gobierno de Colau hizo la "carta a los Reyes Magos y después la culpa es de otros", mientras que Eulàlia Reguant (CUP) ha dicho que algo ocurre pese a que el Gobierno municipal lo niegue, pero ha descartado compartir el alarmismo, y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy (Demòcrates) ha pedido la verdad, mientras que el también no adscrito Joan Josep Puigcorbé no ha intervenido.

   Si cayeran los ingresos se plantearían reajustes, que no implicarían recortes en prestaciones sociales y no se dejaría de realizar ningún proyecto, sino que podría modificarse alguna pequeña actuación, como de pavimentación, y cambiar el calendario, reajustes que se hacen constantemente, han añadido fuentes del Gobierno municipal.

Contador