Gordó no dejó el escaño porque "muchos militantes" del PDeCAT se lo pidieron

 

Gordó no dejó el escaño porque "muchos militantes" del PDeCAT se lo pidieron

Germà Gordó deja el PDeCAT y mantiene su escaño
EUROPAPRESS
Publicado 21/06/2017 11:44:14CET

Pone "la mano en el fuego" por la financiación de CDC y sus extesoreros

BARCELONA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado no adscrito en el Parlament, Germà Gordó, ha asegurado que no ha dejado su escaño porque así se lo han pedido "muchos votantes, militantes del PDeCAT y la plataforma Nova Convergència", y porque el expresidente catalán Artur Mas dijo que entendía que continuara.

En una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, ha explicado que pactó con los coordinadores generales del PDeCAT Marta Pascal y David Bonvehí dejar la presidencia de la comisión de Justicia del Parlament, pero "en ningún momento" le pidieron que dimitiera de su escaño, algo que sí hicieron posteriormente.

Sobre ese cambio de postura, ha dicho que no sabe a qué se debe, pero ha valorado que "fue un error" y una decisión injusta, y se ha mostrado satisfecho de que Mas también lo considerara injusto.

CASO 3%

Preguntado por su situación como investigado en el caso del 3% por el presunto cobro de comisiones de CDC, ha dicho: "No hice nada ilegal nunca, ni nunca nadie me pidio nada ilegal, y lo digo con toda la contundencia".

Ha afirmado desconocer el tema de las donaciones porque él no era el tesorero del partido, aunque ha afirmado que pone "la mano en el fuego" por CDC, el PDeCAT, la financiación de ambos partidos y los extesoreros Daniel Osàcar y Andreu Viloca.

Preguntado por las empresas que hacían donaciones a CDC, ha dicho que el único motivo que conoce es que creían "en la ideología del partido", y ha negado ser el 'Gregorio' que aparece en algunos documentos, ya que nunca se ha presentado así.

PDeCAT

Sobre la creación del PDeCAT, ha opinado que la transición al nuevo partido de la antigua CDC no se hizo del todo bien, y el cambio de nombre, del que ha dicho que es un elemento simbólico, estuvo "muy mal, horrible".

Preguntado por si se plantea que su plataforma Nova Convergència colabore con Lliure y Units per Avançar, ha dicho: "En ese momento lo tenemos encima de la mesa", aunque ha resaltado que la suya es una formación soberanista y solo se unirá a quien respete el derecho a autodeterminación de los catalanes.

En ese sentido, ha afirmado que en el referéndum catalán previsto para el 1 de octubre votará "si hay urnas", aunque ha negado que su voluntad sea la de desobedecer, como no es tampoco la del resto de miembros del Govern, ha sostenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies