El Govern fija una moratoria de 2 años en la venta de licencias de VTC y crea un régimen sancionador

El conseller Josep Rull y el secretario de Infraestructuras, Ricard Font
EUROPA PRESS
Actualizado 31/07/2017 19:00:44 CET

BARCELONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, presentará este martes en el Consell Executiu del Govern un decreto ley que pretende evitar el intrusismo en el sector del taxi, y que prevé, entre otras medidas, una moratoria de dos años en la transmisión de licencias de vehículos de alquiler con conductor (conocidos como VTC), así como la creación de un régimen sancionador.

En rueda de prensa este lunes tras una reunión del Consell del Taxi, Rull ha explicado que las autorizaciones de VTC que se otorguen en Catalunya no se podrán vender hasta dos años después de obtenerlas, lo que pretende evitar la especulación, ya que ha concretado que en este momento hay 3.000 licencias pendientes de resolución judicial, de las cuales 800 pertenecen a una misma empresa.

El conseller ha detallado que presentará este martes el decreto ley que, tras ser aprobado por el Govern, entrará en vigor en el momento en que se publique en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), y ha justificado esta vía por la urgencia que supone el hecho de que haya tal cantidad de licencias pendientes de otorgar, lo que puede suceder en un periodo corto de tiempo, y ante la "lentitud y pasividad" del Gobierno central.

Rull ha explicado que este elevado número de licencias pendientes de aprobación suponen superar la ratio de un VTC por cada 30 taxis que establece la ley, lo que se debe a que hubo un periodo de tiempo de "vacío legal" en el que no había un límite establecido.

Además de la moratoria en la transmisión de licencias, el Govern obligará a los vehículos de alquiler con conductor a llevar un adhesivo identificativo en el parabrisas que entregará la Generalitat y, en caso de no llevarlo, se multará con 2.000 euros.

También creará un registro electrónico --prevé que esté plenamente operativo a finales de año-- en el que se deberán registrar todos los servicios de transporte contratados previamente, que es el tipo de servicio que pueden ofrecer los VTC, con lo que se pretende evitar que estos vehículos con conductor capten a clientes circulando en la calle o en zonas de alta demanda como el aeropuerto, que es el tipo de servicio que ofrecen los taxis; la sanción por no comunicar el servicio en el registro se multará con hasta 1.000 euros.

El régimen sancionador también prevé multas de hasta 4.000 euros a las VTC domiciliadas en otras comunidades autónomas que operen en Catalunya durante más días de los que permite la ley, que equivalen al 20% en tres meses (18 días) --a excepción de cuando se producen grandes eventos, como es el caso de ferias como el MWC--.

COBERTURA LEGAL

"Ante la lentitud exasperante del Estado, hemos decidido tomar la iniciativa y exprimimos nuestras competencias hasta las últimas consecuencias", ha manifestado Rull, que ha asegurado que este decreto ley está amparado tanto por la ley del taxi como en la ley de regulación del transporte de pasajeros por carretera.

Además de este decreto ley, el Govern también está trabajando en un paquete de medidas para modernizar el sector del taxi, a partir de un desarrollo de la ley del taxi, y que plantea, por ejemplo, el uso compartido del servicio de taxi, el pago anticipado y convenido, o un plan para incorporar nuevas tecnologías en el sector.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies