El Govern garantiza la gestión pública de las tarifas de la T-Movilidad

 

El Govern garantiza la gestión pública de las tarifas de la T-Movilidad

Publicado 03/12/2014 13:32:41CET

PSC, ICV-EUiA y CUP expresan sus reticencias ante el operador privado SOC Movilidad

BARCELONA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Infraestructuras y Movilidad del Govern, Ricard Font, ha garantizado este miércoles que serán los poderes públicos los que continuarán teniendo la potestad sobre las tarifas y gestionarán los datos de los usuarios con el nuevo titulo integrado T-Movilidad, un nuevo sistema de pago inteligente en el transporte público que sustituirá los 84 abonos actuales --catorce tipos de títulos por seis zonas de transporte-- y con el que se pasará de la banda magnética al chip.

"No hay nada que no sea moldeable en los próximos años. No hay nada comprometido", ha aseverado Font en comisión parlamentaria después de que los diputados del PSC, ICV-EUiA y la CUP hayan mostrado sus reticencias ante el operador privado SOC Movilidad, en el que se integra el consorcio formado por Caixabank, Fujitsu, Indra y Marfina, el adjudicatario del contrato.

El despliegue de este nuevo titulo también ha levantado las sospechas de entidades como Stop Pujades o Promoción del Transporte Público (PTP) en cuanto a la gestión de los datos y el mantenimiento de la privacidad de los usuarios, así como por el control que pueda alcanzar CaixaBank.

El contrato, de entre trece y quince años, se adjudicó en octubre por 58,1 millones de euros que se destinarán a implementar la maquinaria y el programario necesarios para lanzar la T-Movilidad en todas las empresas de transporte público que forman parte del sistema tarifario integrado, si bien la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) tendrá el control y la propiedad del sistema.

"GOBERNANZA INTELIGENTE"

"Las decisiones las seguiremos tomando los poderes públicos. La administración tendrá la definición del sistema tarifario, la red de comercialización y la explotación de las bases de datos. Vamos hacia una gobernanza inteligente", ha recalcado Font.

A partir de enero de 2015 se empezará a implementar la maquinaria para que el titulo pueda estar operativo en Barcelona a finales del año que viene, mientras que se extenderá al resto del territorio entre 2016 y 2017, según Font.

El consorcio liderado por CaixaBank percibirá entre 22 y 25 millones de euros anuales por una inversión inicial de 70 millones --para máquinas de venta y validadoras--, ya que cobrará 0,0197 céntimos de la administración por cada validación que se realice.

La T-Movilidad incorpora una tecnología 'contactless' con un chip electrónico que se podrá implantar en la propia tarjeta y en otros soportes como relojes, pulseras, ropa y 'smartphones', y el precio del transporte estará adaptado a la movilidad de cada ciudadano, de forma que se premiará la recurrencia: el precio del viaje será más barato cuantos más desplazamientos se hagan.

DOS MODALIDADES

El usuario tendrá la posibilidad de escoger entre dos modalidades de pago, el prepago y el pago a posteriori, y la T-Movilidad se ofrecerá en soporte cartón, con un precio fijo por viaje, y plástico, que incluirá descuentos por uso y será personal e intransferible al estar domiciliada en una cuenta bancaria.

La T-Movilidad está pensada no solo para el transporte público, sino que también contempla, en un futuro, la facturación de peajes, aparcamientos y el Bicing, y permitirá pagar todos los gestos de transporte público en una única factura a finales de mes.

Font ha defendido que este cambio tecnológico era del todo necesario porque "el sistema està absolutamente obsoleto y en riesgo de colapso", y ha destacado que la nueva tecnologia también permitirá una reducción del fraude.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies