El Govern identifica en Tremp el primer cuerpo de una fosa de la Guerra Civil desde 2008

Documento de la autopsia a un cuerpo recuperado de una fosa de la Guerra Civil
ARCHIVO JUDICIAL DE TREMP / JUAN SANTOLARIA
Actualizado 11/01/2017 14:26:49 CET

   Se exhuma a petición de la familia y ya hay 8 víctimas identificadas en Catalunya

   BARCELONA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El conseller de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia de la Generalitat, Raül Romeva, ha entregado este miércoles a una familia el expediente del primer identificado desde 2008 en una fosa de la Guerra Civil, y es la octava víctima a la que se pone nombre en Catalunya.

   En atención a los medios, Romeva ha explicado que con este caso de Tremp (Lleida) se inicia el proceso de recuperación de la memoria histórica y "sobre todo de la dignidad" a la que el Govern se ha comprometido en esta legislatura.

   "Queremos saldar una deuda que tenemos como país. Tenemos la voluntad de recuperar la memoria, la dignidad, de hacer justicia, cualquier administración de un nuevo país que quiere empezar con la mirada limpia", ha añadido tras entregar el documento a la familia de Vicente Santolaria, hallado en Tremp.

   En rueda de prensa, su familiar Juan Santolaria ha explicado cómo la víctima fundó en 1931 la CNT en el pueblo de Cirat (Castellón), donde fue alcalde hasta 1937, le encarcelaron en el franquismo, le encerraron en un campo de concentración, aunque no fue condenado a muerte porque los testigos del bando franquista le defendieron en el juicio: "Mientras fue alcalde, durante la guerra, no murió nadie en el pueblo porque él lo impidió".

   A principios de 1948 se le acusó de incitación a la rebelión y de quemar figuras de santos, por un asalto que los guerrilleros maquis hicieron en un pueblo cercano, por lo que huyó a Barcelona y más tarde a Tremp (Lleida), donde fue detenido.

   Fue el padre de la víctima quien supo que su hijo había muerto ese mismo año en una celda del cuartel de la Guardia Civil en Tremp, una pista por donde Juan Santolaria comenzó las pesquisas, que 12 años después han dado sus frutos con la identificación genética de los restos.

   "Nos dijeron que se suicidó. La Guardia Civil tenía documentación que indicaba que estaba enterrado en una fosa en el cementerio de Tremp. Pero después reconocieron que habían destruido los documentos", ha explicado el familiar, que ha narrado cómo la víctima huyó de Castellón a Barcelona, donde fue perseguido, y se escondió en las montañas de Tremp, donde lo detuvieron tras un chivatazo.

   Después de saber que los documentos que la Benemérita guardaba habían sido destruidos, se dirigió al Ministerio de Defensa tras saber que sus archivos habían sido informatizados y allí encontró el prime expediente con un juicio por auxilio a bandoleros --el del asalto maqui-- y el segundo, con la autopsia y todos los detalles, lo encontró más tarde en el registro judicial de Tremp.

   A petición de la familia, el cuerpo fue exhumado entre el 3 y 5 de octubre de 2016, y la intervención arqueológica puso al descubierto un esqueleto enterrado boca abajo y sin ataúd, junto a los restos de una mujer: "Era la única tumba sin nombre en el cementerio".

   Los restos han coincidido en un 86% con el sobrino de la víctima, Francisco Santolaria, presente en la rueda de prensa, que se sometió a un 'frotis' bucal para entrar en el registro de identificación de víctimas: "Vicente no tenía hijos".

   Romeva ha agradecido a los familiares su trabajo de investigación y que hayan pedido al Govern que se exhumara el cadáver para hacer las pruebas de identificación, y los familiares han explicado que le enterrarán en el cementerio de Cirat este sábado "con una bandera anarquista".