El Govern presenta este martes los Presupuestos sin el 'sí' definitivo de la CUP

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Finanzas públicas

El Govern presenta este martes los Presupuestos sin el 'sí' definitivo de la CUP

El líder de ERC, O.Junqueras, y el presidente de la Generalitat, C.Puigdemont
RUBEN MORENO GARCIA/GOVERN
Publicado 28/11/2016 18:26:54CET

Las cuentas incluyen 1.050 millones más en gasto social y recursos para el referéndum

BARCELONA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, presentará este martes a las 13 horas desde el Parlament su proyecto de Presupuestos de 2017 sin tener la garantía de que la CUP dará el 'sí' definitivo que permita aprobarlos.

Los anticapitalistas garantizan que permitirán que las cuentas se admitan a trámite en un pleno previsto para mediados de diciembre, pero quieren introducir cambios en la tramitación parlamentaria y no aseguran su aval definitivo.

El Govern ya ha avanzado que el proyecto incluirá 1.050 millones de euros más en gasto social para las consellerias de Salud, de Enseñanza y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias respecto a las cuentas de 2015, que están prorrogadas.

Otro punto destacado es que incluirán los recursos para convocar un referéndum de independencia: "Se podrá ver cuáles son los recursos que con carácter inicial se pueden destinar", explicó recientemente el secretario de Economía del Govern, Pere Aragonès, aunque matizó que se incluirán de manera que será difícilmente impugnable.

Del 'sí' de la CUP no solo depende la aprobación de las cuentas, sino también el futuro de la legislatura: el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció en septiembre que, si no lograba sacar adelante el Presupuesto, disolverá el Parlament y convocará elecciones.

Así, si las cuentas no prosperan no solo habrá acabado la legislatura antes de tiempo, sino que el Govern renunciará a convocar el referéndum sobre la independencia de Catalunya que el propio Puigdemont anunció para otoño de 2017.

El principal punto de fricción entre el Govern y la CUP es el IRPF, porque los anticapitalistas exigen aumentar el tipo a las rentas altas, mientras que el Ejecutivo catalán es partidario de no tocar este tributo: "La gran fortuna que gravar es España", alegó Puigdemont.

La CUP y JxSí se han enviado varios avisos en los últimos días: el diputado 'cupaire' Benet Salellas calificó las cuentas de extremadamente continuistas, mientras que el republicano Sergi Sabrià ha admitido que rechazarlas es "renunciar" al proceso y a un aumento del gasto social.

FISCALIDAD

La Generalitat ya presentó las principales novedades en fiscalidad, donde prevé introducir cambios en impuestos propios y cedidos para ingresar 180 millones de euros más al año --120 en 2017 por aplicaciones parciales-- a través de la ley de acompañamiento.

Una de las de mayor impacto es la creación de un impuesto a las bebidas azucaradas envasadas desde el 1 de abril, con una recaudación en 2017 de 30,98 millones, y unos ingresos anuales ordinarios --por año completo-- de 41,3 millones.

Un nuevo impuesto ambiental a las nucleares, después de que el anterior fuese anulado por el Tribunal Constitucional, prevé una recaudación de 28,29 millones en 2017 y una recaudación anual ordinaria de 60 millones; y el impuesto reformulado para los grandes establecimientos comerciales --por disconformidad de la UE-- pasará de una recaudación actual de 15,1 millones a 17,3 en 2018.

TASA TURÍSTICA

En el caso de la tasa turística, desde el 1 de abril equipara la de los pisos turísticos de la ciudad de Barcelona a la de los hoteles de lujo, añade una tasa para los cruceristas que están en Barcelona menos de 12 horas y habrá un régimen de infracciones y sanciones específico para este impuesto; la recaudación fue de 43,17 millones en 2015, y se prevé un incremento de 7,68 millones con estos cambios.

Asimismo, el Govern crea un nuevo tramo en el impuesto de transmisiones patrimoniales para la compraventa de viviendas de más de un millón de euros, que deberán pagar un 11% por el importe que supere esta cantidad, frente al 10% único aplicable hasta ahora.

También se gravarán con un 5% todas las transmisiones de bienes muebles --ahora solo eran vehículos--, como puede ser el oro y aeronaves, y habrá una bonificación del 99% en arrendamientos de viviendas del parque público de alquiler social, con una ganancia de recaudación en 2017 por todas estas medidas de 4,8 millones.

Otras medidas servirán para reducir gasto, como la eliminación de una parte de la deducción en el IRPF por inversión en vivienda habitual (10 millones de ahorro) y la supresión de las deducciones por inversiones en el Mercado Alternativo Bursátil (1,2 millones anuales).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies