El Govern reforzará el apoyo a familias acogedoras de niños tutelados con 1,7 millones

Ricard Calvo y Agnès Russiñol
EUROPA PRESS
Publicado 19/04/2017 13:36:59CET

Cinco consellerias colaboran con medidas de discriminación positiva para estos menores

BARCELONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat reforzará las ayudas económicas y de discriminación positiva para familias acogedoras de menores tutelados por la administración y aumentará los complementos económicos con una inversión de 1,7 millones de euros, con lo que crece un 10% el presupuesto, ha explicado este miércoles en rueda de prensa la directora del Institut Català de l'Acolliment i l'Adopció (Icaa), Agnès Russiñol.

Las familias, que reciben una prestación económica de base de entre 323 y 393 euros mensuales, contarán con el complemento 'Respir', de 60 euros más al mes para gastos en actividades de ocio, además de tener gratuitamente los medicamentos recetados a nombre del niño --a partir de julio--, ha destacado, acompañada del director general de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), Ricard Calvo.

También han redefinido los complementos para acogidas de más de un menor, que aumentan los diferentes tramos entre un 4% y un 55%, y han creado un nuevo complemento de 300 euros mensuales para niños con una discapacidad de entre el 45% y el 64%, que cubre una franja intermedia entre los dos complementos existentes hasta la actualidad, de 195 euros si no tenía un discapacidad limitadora y de 545 si sí que la tenía.

COLABORACIÓN INTERDEPARTAMENTAL

Los menores y extutelados estarán exentos de pagar las tasas públicas de FP hasta los 21 años y las familias acogedoras contarán con descuentos en artes escénicas de equipamientos públicos como los que tienen las familias monoparentales y numerosas, entre otras medidas, gracias a la colaboración de cinco conselleries del Govern con el Icaa.

Estos departamentos cooperarán para facilitar la tarea de las familias de acogida y garantizar la igualdad de oportunidades de los menores, "un cambio de paradigma" a través de una colaboración interdepartamental que da visibilidad al hecho de que la responsabilidad de tutela es compartida, dentro de la Generalitat, ha destacado la directora del Icaa.

Russiñol ha destacado que quieren empoderar a los cuidadores "al máximo de lo que el código civil permite", por lo que se habilitará de forma genérica que las familias de acogida puedan hacer trámites administrativos que hasta la actualidad tenía que hacer la Generalitat, como tutor legal.

Actualmente existen 600 familias que acogen a mil niños --de entre los 6.000 que están tutelados--, y la administración apuesta por este recurso para llegar al "reto" de que no haya ningún niño menor de seis años en un centro residencial: quedan 80, frente a los 100 de hace un año, y el director de la Dgaia ha asegurado que cada niño es importante y reforzarán este compromiso.

"Hay unos datos que nos hacen ser moderadamente optimistas": se ha multiplicado por ocho la demanda de información de familias acogedoras y se han duplicado las solicitudes para inscribirse como familia de acogida --como avanzó Europa Press a finales de marzo-- tras la campaña de sensibilización que realizó en noviembre, ha apuntado Russiñol.

LOS PAPÁS "DE LA VIDA"

Tres testimonios de familias acogedoras han explicado a Europa Press que recomiendan fuertemente esta experiencia, y Clara Caballero, que ha acogido a cinco niños, ha destacado los "valores" que ha aportado a sus hijos biológicos convivir con niños que han vivido situaciones inimaginables para ellos.

Ha destacado lo gratificante que ha resultado que la niña que acogían hasta este domingo haya vuelto con su familia biológica, sobre lo que Oscar Fruitós, que tiene acogido a un joven de 15 años con una discapacidad, ha añadido que estos menores viven con normalidad tener dos familias: "Tiene su papá biológico, y su papá de la vida".

Al ser preguntado por los aspectos del sistema de acogida que cree que deberían mejorarse, Fruitós ha pedido a la administración "que no tenga miedo a dialogar con las familias", de forma más intensa y horizontal, con el objetivo de mejorar su día a día, y ha añadido que como más inmediata sea esta acogida y menos tiempo pase el menor en un centro, menos pesa la mochila emocional que carga.

Ambos testimonios han llamado a dejar de lado los prejuicios, y Pepi Cabezas, que tiene un menor en acogida permanente, ha destacado la gratificación que supone para la familia y la necesidad de vivir el día a día con el menor sin pensar en cuál será el futuro, altruistamente, para contrarrestar el miedo que algunas personas le expresan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies