El Govern refuerza la prevención de daños causados por osos pardos en el Pirineo

 

El Govern refuerza la prevención de daños causados por osos pardos en el Pirineo

Oso pardo en el Pirineo
DAAM
Publicado 04/05/2017 15:20:08CET

   Aumenta un 67% el presupuesto destinado a proteger a los ganaderos locales

   LLEIDA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat ha reforzado las medidas de prevención de los daños causados por los osos pardos en zonas con presencia continua y estable para cubrir mejor a los ganaderos locales que pueden sufrir ataques y depredaciones en el Pirineo, ha informado este jueves la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad en un comunicado.

   El director general de Políticas Ambientales y Medio Natural, Ferran Miralles, ha presentado en Llavorsí (Lleida) el nuevo Plan de prevención de daños del oso pardo en los ganaderos de la zona, que mejora su protección al aumentar el número de pastores y ayudantes y hace más eficaces los recursos disponibles y el objetivo de conservación de la especie.

   Estas medidas supondrán un 67% más de inversión que en 2016 al pasar de un presupuesto de 147.000 a 247.000 euros en este periodo, y en el resto de zonas el presupuesto y acciones se mantendrán con 100.000 euros, además de los gastos que hace el Conselh Generau d'Aran en gestión y seguimiento.

   Según el departamento, en 2016 se registraron 33 ataques sobre la ganadería y la apicultura atribuidos a los osos: ocho en el Pallars y 25 en el Aran, y se han abierto un total de 37 expedientes de indemnización que costarán 9.332 euros a la Generalitat.

   El plan prevé que la Conselleria notifique a los ganaderos locales de ovino y caprino que actualmente no se acogen al programa de prevención y que están pastando en la zona estable del oso pardo "la conveniencia de realizar un agrupamiento y vigilancia de su ganado mediante la financiación de la Generalitat".

AGRUPAMIENTOS

   Este agrupamiento se realizará según un número mínimo de cabezas de ganado, que dependerá de las condiciones orográficas de las montañas y de la capacidad de carga de los pastos, y se estima que se acojan entre 6.000 y 6.500 cabezas en esta temporada.

   En relación a la ganadería ovina y de caprino, se continuará con los agrupamientos que se fusionaron en verano pasado --Gausac-Casau y Beret, en el Aran, y Isil, Tavascan y Boldís-Àreu, en el Pallars--, añadiendo uno nuevo en la Bonaigua-Muntanyó y, en función de las cabezas de ganado, se puede realizar otro en la Vall de Cardós, por primera vez para cabras.

   El sistema de vigilancia contará con la presencia de pastores y ayudantes durante todo el día, incluidas las horas nocturnas, en las que el ganado quedará cerrado en apriscos electrificados, con perros de protección al lado del refugio del pastor.

   Además de aumentar los recursos para el agrupamiento de ganados, están previstas otras inversiones, como la construcción de una cabaña ganadera de madera para el agrupamiento de Boldís --Estanilles--, el arreglo de una cabaña en Aran, o la compra de barracones para los agrupamientos de Boldís y de la Bonaigua, entre otros.

   La Generalitat ofrecerá un nuevo seguro a los rebaños custodiados, que cubrirá la totalidad de los animales muertos con una franquicia de tres ovejas, también para accidentes atribuidos a fenómenos meteorológicos, atropellos, despeñamientos y desapariciones, dando respuesta a una "histórica reivindicación del sector".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies