El Govern ve "burbuja" en el alquiler y quiere que los contratos pasen a cinco años

Josep-Ramon Sanromà (ICF), Pere Aragonès, Damià Calvet y Jaume Fornt (AHC)
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2018 13:39:08CET

BARCELONA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, ha sostenido que existe una burbuja en los precios del alquiler, especialmente en el área metropolitana de Barcelona: "No lo negamos".

En rueda de prensa este jueves, ha afirmado que para intentar revertir esta situación el Govern introducirá una modificación legislativa para que los contratos de alquiler pasen de los tres años actuales a un mínimo de cinco, e incluso ha abierto la puerta a prórrogas a 10 años.

Ha recordado que cuando el Gobierno del PP redujo los contratos de alquiler a tres años lo hizo en una época de crisis económica en que el parque de vivienda estaba paralizado, no se vendía y se intentó que pasara a alquiler.

"Ahora estamos en la situación inversa. Estamos en un momento al alza y los contratos cortos son una trampa para los inquilinos porque cuando acaban lo más fácil para el propietario es liquidarlo y hacer uno nuevo subiendo el precio. Esto expulsa a familias y es un drama que queremos revertir", ha afirmado.

Ha avanzado que esta medida les supondrá un conflicto competencial con el Estado --"es evidente, pero no es el único que tenemos"--, si bien ha aseverado que el impulso de esta nueva ley es una decisión tomada y se hará lo más rápido posible.

PLAN DE LA VIVIENDA ESTATAL

Calvet también se ha referido al Plan de la Vivienda estatal que aprobó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, del que ha criticado que llegó tarde y con subvenciones "totalmente insuficientes", ya que ha cifrado en 50 millones anuales las ayudas para Catalunya en los próximos cuatro años.

"Seremos especialmente beligerantes con esta reclamación para disponer de más recursos", ha dicho Calvet, que quiere tratar este tema con el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, cuando se reúnan una vez lo hagan el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con el del Gobierno central, Pedro Sánchez.