Grifols aumentó su beneficio un 2,5% en 2016, hasta los 545,5 millones

Grifols
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2017 11:48:10CET

BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Grifols registró un beneficio de 545,5 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supone un crecimiento del 2,5% respecto al año anterior y representa un 13,5% de los ingresos netos de la multinacional catalana de hemoderivados.

En cuanto a las ventas, la cifra de negocio ascendió a 4.049,8 millones de euros, un 2,9% más en comparación con los 3.934,6 millones obtenidos en 2015, ha comunicado este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por divisiones, la Bioscience --la dedicada al negocio de proteínas plasmáticas-- ha sido la principal línea de crecimiento con unos ingresos netos de 3.228,3 millones y un peso del 79,7% sobre los ingresos totales del grupo.

La división Diagnostic, con ingresos de 664,0 millones, representa el 16,4%, y la división Hospital facturó 98,6 millones, lo que, en comparación con los 96,2 millones de 2015, supone un aumento del 2,4%.

Por último, los ingresos no recurrentes de Grifols se engloban en la división Raw Materials and Others y ascendieron a 59,0 millones, suponiendo el 1,5% de la facturación.

En ella se incluyen los trabajos a terceros realizados por Grifols Engineering, los ingresos derivados de los acuerdos de fabricación suscritos con Kedrion y los relativos a royalties.

El 94% de las ventas totales de Grifols proceden de fuera de España, y en Estados Unidos y Canadá los ingresos aumentaron un 6,3% y alcanzaron los 2.663,2 millones de euros, representando el 65,8% de la facturación total del grupo.

En la Unión Europea, las ventas se situaron en 640,2 millones, frente a los 662,9 millones de 2015, y su peso se sitúa en el 15,8% de los ingresos totales, mientras que las ventas generadas en el resto del mundo (ROW) crecieron un 5,6,% hasta los 687,4 millones, y representan el 16,9% de la facturación total.

Por su parte, el ebitda se situó en 2016 en 1.141,3 millones, un 1,8% menos respecto al año anterior, y la deuda financiera neta ascendió a 4.047,1 millones de euros a diciembre de 2016, incluyendo 895 millones de euros en caja.

En cuanto a inversiones, la inversión neta en I+D ascendió a 219,9 millones de euros, que representa un 5,4% de los ingresos totales del ejercicio.

PLAN CAPEX

Además, Grifols ha destinado 268,3 millones a ampliar y mejorar las instalaciones productivas que se integran en cada una de sus tres divisiones, un importe incluido dentro del nuevo plan de inversiones de capital (capex) anunciado para el periodo 2016-2020, al que la compañía prevé destinar en total 1.200 millones de euros.

El 25% de las inversiones de este plan se destinarán a la apertura de nuevos centros de donación en Estados Unidos, además de la ampliación, renovación y reubicación de centros ya existentes, con el objetivo es disponer de 225 centros en 2021 --a cierre del ejercicio 2016 la compañía contaba con 171 centros--.

Los recursos asignados a nuevas instalaciones productivas de la división Bioscience serán del 45%, incluyendo la construcción de una planta de fraccionamiento de plasma y una de purificación de inmunoglobulina en Clayton (Estados Unidos); una de purificación de albúmina en Dublín (Irlanda), y otra de purificación de alfa-1 antitripsina en Parets del Vallès (Barcelona).

El 12% de las inversiones serán para instalaciones productivas de la división Diagnostic, incluyendo la nueva planta de fabricación de antígenos para reactivos de inmunoensayos de Emeryville (Estados Unidos), la nueva planta para fabricar bolsas de extracción y conservación de sangre de Curitiba (Brasil), y las nuevas instalaciones en Parets del Vallès para la producción de instrumentos y reactivos en tecnología de gel.

Por su parte, las inversiones destinadas a la ampliación de las instalaciones productivas de la división Hospital concentrarán el 3% de las inversiones, mientras que la ampliación y mejora de oficinas comerciales y corporativas recibirán el 15% de las inversiones de capital previstas.

SUCESIÓN

Como hecho a destacar, Víctor Grífols Roura presentó su dimisión a finales de 2016 como consejero delegado con efectos desde el 1 de enero de 2017, si bien continúa como presidente no-ejecutivo del consejo de administración de Grifols.

Como consecuencia, Raimon Grífols Roura y Víctor Grífols Deu --hermano e hijo, respectivamente, de Víctor Grífols Roura-- han sido nombrados nuevos consejeros delegados con carácter solidario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies