Grupo Demòcrata aboga por sentarse y hablar con Colau si la ruptura con el PSC no es "cosmética"

Jaume Ciurana (PDeCAT)
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2017 14:36:28CET

   Ve una ofensa que Colau pida explicaciones a los encarcelados del Govern cesado y le pide rectificar

   BARCELONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El grupo Demòcrata de Barcelona está dispuesto a sentarse y hablar con la alcaldesa, Ada Colau, si la ruptura con el PSC en el Gobierno municipal es real y no "cosmética", y si cambia su actitud hacia los grupos de la oposición, ya que considera que habitualmente ha sido de menosprecio.

   "Si la ruptura es real, y no cosmética o simulada, nosotros estamos dispuestos a sentarnos y hablar", ha garantizado su portavoz, Jaume Ciurana, este lunes en rueda de prensa, en la que ha reiterado el compromiso del exalcalde y líder del grupo municipal, Xavier Trias, y del de ERC, Alfred Bosch, de no aprovechar la situación para hacer caer al Gobierno municipal.

   Ha dicho que esta ruptura del pacto debe ser real y no obedecer a tácticas a corto plazo --ha confiado en que no sea una tregua para poder hacer campaña con tranquilidad--, y ha dicho que la situación no sólo ha afectado a la cohesión del Gobierno municipal, sino también a la de BComú --el 45% optó por mantener el pacto, algo que vincula al entorno de ICV--.

   Preguntado por los medios, ha sostenido que sería "altamente improbable, o altamente imposible" entrar en el Gobierno de Colau, y ha resaltado que, para establecer acuerdos, hace falta una cadena de confianza, que BComú no se ha ganado de su grupo municipal.

   Ha lamentado que Colau ofendió "profundamente a muchos" cuando el sábado pidió explicaciones a los miembros del Govern cesado encarcelados por engañar a los catalanes, según ella, algo que Ciurana ve una ofensa que requiere rectificación, porque se es alcaldesa las 24 horas del día y no sirve que argumente que lo dijo en un acto electoral de CatComú.

   Ha explicado que su grupo llevará a las comisiones municipales una propuesta para instar al Gobierno central a desbloquear los pagos a entidades barcelonesas afectados por la aplicación del artículo 155, y otra para visibilizar la situación política en las luces de Navidad, manteniéndolas e iluminando equipamientos municipales, fuentes y fachadas de color amarillo.