La Guardia Civil reclama en la comisaría de Mossos de Lleida el volcado de teléfonos de dos mandos y un mosso

Comisaría de los Mossos d'Esquadra en Lleida, donde ha entrado la Guardia Civil
EUROPA PRESS
Actualizado 19/10/2017 14:11:59 CET

SIGUE EN DIRECTO LA ÚLTIMA HORA SOBRE EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA  

Fiscalía no recurrirá la libertad de Trapero pero podría plantearse prisión cuando la investigación se amplíe al 1-O

Agentes de la Guardia Civil han entrado la mañana de este jueves en la comisaría regional de los Mossos d'Esquadra de Ponent, en Lleida, para reclamar el volcado de los teléfonos de dos mandos de la policía autonómica y de un tercer agente que participó en la coordinación del dispositivo del referéndum del 1 de octubre, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El requerimiento incluye también copia de las comunicaciones de radio que se dieron desde esta comisaría durante el 1-O, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSCJ) ordenara que se impidiera la votación en un referéndum que había suspendido el Tribunal Constitucional.

La comitiva está encabeza por un letrado de la Administración de Justicia, cumpliendo con la orden de acceder a las grabaciones de la centralita de comunicaciones de la policía catalana.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en un comunicado, los agentes lo han hecho por mandato del Juzgado de Instrucción 4 de Lleida. En concreto, requieren las grabaciones de los Mossos durante el operativo del 1-O, de unas horas antes y de unas horas después del referéndum.

Además, los agentes de la Guardia Civil también han reclamado a los mossos de esta comisaría diferente documentación.

Hace dos días, agentes del Instituto Armado se personaron en la sede del 112 de Reus (Tarragona) por orden del juez de Gandesa, quien reclamaba a los Mossos d'Esquadra que conserven las conversaciones telefónicas mantenidas entre los mandos durante el operativo del 1-O en el marco de la investigación sobre la presunta inacción de la policía catalana.

Según explicó entonces en otro comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la personación se debía a la orden para conservar las conversaciones de interés en el dispositivo de almacenamiento.

La sede del teléfono de emergencias del 112 que la Generalitat tiene en Reus centraliza llamadas urgentes de los servicios de emergencia y, además, almacena las conversaciones de los Mossos d'Esquadra y los Bomberos de la Generalitat.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies