Hereu afirma que las ciudades deberán copiar la apuesta pionera de Barcelona por los barrios

Actualizado 20/07/2009 18:56:16 CET

BARCELONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, afirmó hoy que en un futuro las ciudades no serán viables si no hacen suya la apuesta de la capital catalana por los barrios, que consideró "pionera", y que se concreta en el nuevo modelo de gestión municipal --Barcelona 2.0.-- cuyo eje son los 73 barrios de la ciudad.

Lo dijo con unas palabras dirigidas a los nuevos técnicos de barrio que empezarán a trabajar el 1 de septiembre. Para las 65 plazas que se repartirán en los 73 barrios se presentaron a concurso 114 trabajadores municipales con una media de 20,5 años en el Consistorio.

La oposición ha cargado en diversas ocasiones contra la figura e incluso votó en bloque en mayo una proposición del PP que instaba al Gobierno municipal a suprimirla al considerar que tendrá un rol político. El bipartito dijo entonces que no cumpliría la demanda.

Hereu consideró que los técnicos tienen un perfil "complejo pero interesante" porque deben ser polivalentes, tener calidades directivas y conocimiento de la ciudad. La nueva figura inicia una etapa "muy relevante" de la historia de Barcelona, que hace un paso más allá de la división en distritos, unidad que el Ayuntamiento no abandonará.

Para el alcalde, no hay gran Barcelona que lidere en la Eurorregión, en el Mediterráneo y Catalunya "si no se basa en la grandeza que nace de los ciudadanos" que protagonizan el día a día de la ciudad.

El primer teniente de alcalde de Bienestar, Carles Martí, defendió crear la figura de los técnicos para mejorar la cohesión social y generar vínculos de proximidad en paralelo a la apuesta por el área metropolitana, ya que las fronteras de la ciudad "se desdibujarán".

Recordó que forman parte del proyecto de la Barcelona de los barrios, que incluye una dimensión política, con los consellers del distrito adscritos a los barrios; y una de futuro, ya que los técnicos deberán redactar un plan estratégico de su territorio.

El gerente municipal, Andreu Puig, afirmó que la figura debe tener "un dominio absoluto" sobre el territorio, sabiendo lo que ocurre en los barrios y teniendo una relación fluida con los interlocutores de su ámbito. Defendió que el proyecto tiene un buen diseño organizativo y que la selección de los técnicos ha sido rigurosa.

"TENTACIÓN" DE CONTROL

El vicepresidente de la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB), Albert Recio, advirtió hoy de la "tentación" que puede suponer la figura para ejercer el control político "desde arriba", cuando la experiencia de la federación demuestra que en muchas ocasiones el Ayuntamiento ha servido de barrera a la participación.

En declaraciones a Europa Press, Recio consideró que puede ser "un brazo político de la administración para hacer sus políticas". Explicó que muchas entidades que participan en el Consell de Ciutat expresaron la misma reserva en una reunión y reclamaron reflexionar más sobre la figura. Sin embargo, pocos días después ya estaba aprobada su creación.

También defendió que puede tener un lado positivo, ya que puede ayudar a tratar las cuestiones de forma más transversal aunque avisó de que puede ser "insatisfactoria" si sus funciones no están bien definidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies