Hereu, el alcalde campechano que va en metro a los actos de Montilla

 

Hereu, el alcalde campechano que va en metro a los actos de Montilla

Jordi Hereu
PSC
Actualizado 24/11/2010 16:07:20 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha demostrado que no tienen ningún reparo en patearse la ciudad y usar el transporte público para acudir a los actos de su partido.

Este jueves ha acudido en metro a un acto de José Montilla en el barrio barcelonés del Bon Pastor, usando concretamente las líneas 9 y 10, que desde hace pocos meses cuenta con una parada en esta zona.

Junto a Hereu y Montilla, un centenar de alcaldes han recorrido a pie todo el Bon Pastor, uno de los barrios más humildes de la capital catalana, con sus 'casas baratas' hechas a los años 20.

Para Hereu, ir a Bon Pastor es un acto cargado de simbolismo, ya que la concejalía de Sant Andreu --distrito en el que pertenece este barrio-- fue el primer cargo electo que ocupó.

PULSO CIUDADANO

Los ciudadanos del Bon Pastor se han mostrado sorprendidos ante el numeroso grupo que paseaba por el barrio, formado por doscientas personas entre alcaldes, concejales, agentes de seguridad e informadores.

Algunos vecinos se han acercado a Montilla y Hereu, unos para agradecerles lo que han hecho los poderes públicos para dignificar el barrio, y otros para exponerles lo mal que lo pasan con la crisis económica.

"Nuestro hijo está enfermo de cáncer, nuestra nuera está enferma de garganta y los dos nietos están en el paro, y los cuatro viven de una única pensión", han dicho Francisco Jiménez y María Enriqueta Ferrer.

"Mi hijo ha tenido que marcharse de Catalunya y volver a Ourense, nuestra tierra, porque aquí no hay trabajo", ha recalcado a Montilla Pastor Fernández, que hace 36 años que vive en el Bon Pastor.

"Toda la vida he estado conduciendo camiones y en 2007 me tuve que jubilar porque no había trabajo. Veo a Catalunya muy mal", ha dicho Fernández al presidente de la Generalitat, quien le ha instado a tener esperanza ya que las cosas pronto van a mejorar.

Ferran Blaya ha seguido a la comitiva, un vecino que lleva viviendo en el barrio desde 1940, y que lleva décadas haciendo de fotógrafo amateur.

Blaya ha recordado los tiempos en los que el obispo de Urgell, Joan Enric Vives, era párroco de una de las parroquias del barrio, y cuando el propietario de Roca en los años 40 asumía el coste de un comedor social para niños, entre muchas otras vivencias de un pasado aún reciente.

"Sobre 1959 nos pusieron un puente de madera para cruzar el Besòs e ir a Sant Adrià, aunque la primera riada se lo llevó", ha recalcado Blaya, añadiendo que lo único que pide a todos los políticos es que sigan trabajando a favor de Bon Pastor.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies