Hereu blinda la inversión en ascensores para 2011 tras beneficiar a 8.866 familias

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Actualizado 20/10/2010 15:44:48 CET

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha afirmado este miércoles que el programa iniciado hace dos años para instalar ascensores en edificios de viviendas se blindará en los Presupuestos municipales del 2011, que se encuentran en fase de negociación.

El programa cubre hasta el 60% del coste de la instalación en bloques de cuatro plantas o más con un máximo de 45.000 euros, y en algunos casos la subvención es completa. Se enmarca en el Plan de Vivienda 2008-2016 que prevé instalar 2.400 ascensores.

En rueda de prensa en el número 9 de la calle Pardo, donde hay uno de los nuevos ascensores, el alcalde ha explicado que ya se han instalado 578 en edificios que no tenían, lo que ha beneficiado a 8.866 familias. Otros 169 están en obras y hay 233 peticiones más en trámite tras acordarlo las comunidades de vecinos.

En total suman 980 solicitudes que benefician a 14.314 pisos, el 14% de los edificios donde se previó que podrían instalarse ascensores, algunos de los cuales deben ser exteriores porque no caben en el hueco de la escalera.

La subvención para estas solicitudes se elevará a 38,1 millones, con una inversión total de 90 millones. Por barrios, El Congrés i els Indians, con 63; Vila de Gràcia, con 62; y El Carmel, con 56, son los que han registrado más solicitudes. Entre los beneficiarios, 132 familias de renta baja han pedido el 100% de subvención.

Para Hereu, se trata de "grandes inversiones del mandato", de forma que "pese a la crisis, en los Presupuestos del 2011 se garantiza que continuará el programa". El Ayuntamiento prevé destinar el año que viene 12 millones, lo que permitirá 400 nuevos ascensores.

De los 578 colocados, el consistorio ya ha subvencionado 411, de los que se han beneficiado 6.569 pisos. Han representado una inversión de 35,6 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento ha subvencionado 15,2 millones.

El alcalde ha destacado que es una medida anticrisis --por cada euro invertido se generan 2,34 de inversión-- en un momento complicado para el sector de la construcción, y se facilita que ancianos y enfermos puedan salir y entrar a casa.

Además, ha resaltado que la medida permite que los ancianos puedan vivir en su casa sin necesidad de optar a un piso tutelado con ascensor. "Después no tenemos que dar tantas llaves", ha afirmado, y ha resumido: "Todo son ventajas".

"TARDE, PERO CONTENTOS"

En declaraciones a Europa Press, Elisa, de 78 años, vive en un tercero del número 9 de la calle Pardo, en el barrio de El Congrés i els Indians, donde tienen un ascensor exterior desde hace un año que le sirve cuando va cargada con la compra.

Sin embargo, su marido, su madre y el vecino que impulsó no lo han podido disfrutar porque fallecieron antes de su instalación. "Aunque sea tarde, estamos contentos", ha señalado.

Para permitir ascensores exteriores, el consistorio elabora Planes de Mejora Urbana (PMU). Se han aprobado siete --barrios de Trinitat Nova, La Pau, Sud-Oest del Besòs, Ciutat Meridiana, Navas, El Congrés i els Indians y Guineueta Vella--, y hay cinco en trámite: La Marina del Port, Parera, Montbau, Sant Genís dels Agudells y Bon Pastor.

El cuarto teniente de alcalde y responsable de Vivienda, Ramon García Bragado, ha dicho que la ciudad tiene unas 600.000 viviendas. Según él, deben construirse nuevas en la Marina y Torre Baró, pero sobre todo mejorar los pisos antiguos, donde vive la mayoría de vecinos.