La historia de amor entre Gala y Dalí se hace ópera en el Gran Teatre del Liceu

 

La historia de amor entre Gala y Dalí se hace ópera en el Gran Teatre del Liceu

'Jo, Dalí'
ANTONI BOFILL
Actualizado 17/10/2011 19:33:32 CET

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La historia de amor entre Gala y el pintor Salvador Dalí es el hilo conductor de la primera ópera de la temporada del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, 'Jo, Dalí', obra de Xavier Berenguel, con dirección musical de Miquel Ortega y Xavier Albertí como responsable de escena.

Los días 19, 21 y 23 de octubre esta ópera de nueva creación condensará sobre el escenario 60 años de la vida de Dalí, contados a través de escenas breves ordenadas de manera cronológica y con alguna que otra licencia que no se ajusta exactamente a la biografía de los protagonistas.

Por ejemplo, la obra empieza con Gala visitando un cabaret en París, algo que ella nunca hizo pero que Jaime Salom, autor del libreto, justifica para mostrar al personaje en su "máximo esplendor", según ha explicado este lunes en rueda de prensa.

Y es que la obra está al servicio de la personalidad arrolladora de los personajes, sobre todo de Dalí, que aparece tanto en los paisajes de la Costa Brava como en París y Nueva York, donde protagonizó el famoso incidente del escaparate de los grandes almacenes Bonwit-Teller --lo destruyó al entender que se había censurado su libertad de expresión--, una anécdota que le lanzó definitivamente a la fama en Estados Unidos.

En la segunda parte de la ópera Dalí ya es todo un artista y la narración se acerca más a lo onírico y a lo dramático, pues uno de los hitos son la muerte de Gala en el castillo de Púbol y la portentosa despedida de un Dalí moribundo.

Los cantantes encargados de dar vida a Gala y Dalí son Marisa Martins y Joan Martí-Royo, que han destacado que los personajes son un auténtico bombón: "Fue precioso descubrir a esta mujer tan intensa, con una energía vital desbordante, pero al mismo tiempo cargada de miedos", ha remarcado la cantante.

La escenografía de 'Jo, Dalí' no bebe exactamente de las imágenes iconográficas de la pintura del artista surrealista, como se podría esperar, pues en el espacio hay pocos elementos, que, además, se inspiran en Velázquez y en Vermeer, ha comentado Albertí.

UN LARGO PERIPLO

Benguerel empezó a pensar en esta ópera a finales de los años 90, con la vista puesta en 2004, año en que se iba a celebrar el centenario del nacimiento del artista. El Ministerio de Cultura se comprometió a subvencionar el proyecto, y el Teatro de la Zarzuela, dirigido por Javier Casal, a estrenarla en la temporada 2004-2005.

Pero Casal dimitió y el nuevo responsable, Antonio Campos consideró que la ópera sólo tenía su sitio en el Teatro Real, por lo que la ópera se quedó en un cajón hasta que decidió recuperarla el nuevo director del Instituto Nacional de Artes Esénicas (INAEM), Juan Carlos Marset.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies