El hotel del Palau lleva a prisión a Millet y Montull

Actualizado 18/06/2010 0:43:02 CET

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y su mano derecha, Jordi Montull, dormirán esta noche en la cárcel Modelo de Barcelona después de que la titular del juzgado número 10 de Barcelona decretara prisión provisional comunicada y sin fianza para ambos imputados por apropiación indebida y tráfico de influencias en el caso del hotel del Palau.

La juez acepta así la petición del fiscal y considera un "apreciable riesgo de ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de pruebas relevantes", además de obvia capacidad para influir sobre otros posibles imputados o testigos.

En el auto alega también que la medida cautelar de prisión provisional es lo único que puede impedir que los imputados obstaculicen la clarificación de los hechos.

Los abogados de ambos replicaron hoy mismo que van a la cárcel "para calmar a la opinión pública", ya que no pueden influir sobre los testimonios porque son "unos marginados sociales y apestados y nadie les coge el teléfono" desde que se destapó el 'caso Palau'.

El riesgo de alteración e influencia al que hacía referencia la juez se basa en la declaración del propio Montull, que aseguró hoy que había mantenido contactos con uno de los testigos llamados a declarar por el juzgado.

Montull expuso que había hablado con Carlos Díaz, que pertenecía al despacho de arquitectos aludido reiteradamente por los imputados como "de su confianza", al que encargaron obras del Palau, y cuya intervención en el proyecto del hotel era un condición "innegociable por su parte". En la conversación le habría pedido que aportara ante la juez una documentación que acreditaría que los 900.000 euros que se dicen apropiados fraudulentamente se corresponden con sus honorarios.

RECURRIRÁN LA "CONTRADICTORIA" DECISIÓN

Los abogados calificaron la decisión de "sorprendente y contradictoria" y apuntaron que interpondrán un recurso. Recordaron que, por unos hechos "mucho más graves" como los que se instruyen paralelamente en el Juzgado número 30, "con un expolio de más de 30 millones de euros", el juez acordó la libertad con cargos, ratificada más tarde por la Audiencia.

De hecho, la decisión de la juez llega después de que el 19 de octubre del pasado año, el juez Juli Solaz, que instruye el caso de desvío de fondos del Palau, decretara libertad con cargos para ambos y les obligara a entregar los pasaportes y a presentarse mensualmente al juzgado pero no les impusiera ninguna fianza.

PROYECTO DE HOTEL

Según el auto de la juez, Millet y Montull impulsaron una operación urbanística ante la Generalitat y el Ayuntamiento que tenía como finalidad construir un hotel cercano al Palau, para lo que adquirieron determinados inmuebles propiedad del Institut de Germans de les Escoles Cristianes en 2003, un contrato que no llegó a inscribirse nunca en el registro de la propiedad.

Las fincas del instituto religioso tenían una calificación urbanística que no permitía llevar a cabo el proyecto hotelero, ya que era equipamiento educativo, por lo que hacía falta una recalificación, hecho que Millet ya sabía antes de adquirirlas.

Millet y Montull impulsaron entonces, según la juez, las operaciones "dirigidas a la modificación de la calificación urbanística", que consistieron en dos convenios: uno pactado entre la Fundación y la Generalitat el 8 de marzo de 2006, sin que se realizara el informe jurídico previo y preceptivo para valorar la pérdida de patrimonio por la Generalitat; y otro convenio entre la Fundación, la Generalitat y el Ayuntamiento, el 24 octubre de 2006, en que el consistorio se compromete a iniciar la modificación del Plan General Metropolitano y hacer así efectiva la recalificación.

3,6 MILLONES PARA MILLET Y MONTULL

Según la juez, Millet y Montull aseguran haber transferido los derechos y obligaciones de los terrenos a la empresa Olivia Hotels, y cuantificaron en 3,6 millones de euros la compensación económica que recibiría el Palau como titular del suelo. También se cuantificó en 5,6 millones la compensación que, según el convenio firmado con la Conselleria de Economía, debería percibir la Generalitat.

Destaca que ambos imputados admitieron hoy haber mantenido comunicaciones y conversaciones con implicados en el proceso, lo que se refleja en la correspondencia mantenida entre ellos dos y terceras personas. La juez destaca varios documentos enviados por Montull a Manuel Valderrama, al ex primer teniente de alcalde Carles Martí o al gerente de Urbanismo, Ramón Massagué, y algunos enviados por Millet al líder de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias.

DÍA MARATONIANO

Los dos imputados llegaron a las 10 horas de hoy a la Ciudad de la Justicia, ante una gran expectación de los medios de comunicación. Aparentemente tranquilos, recorrieron los pasillos sin responder a las preguntas de los periodistas, como siempre.

Pasadas las 14 horas, salieron para comer en un restaurante cercano, junto a varios miembros del despacho de abogados Molins, a la espera de la vista donde debía decidirse si la juez interponía alguna medida cautelar.

Tras esta vista, esperaron más de dos horas a que la juez dictara el auto. Los nervios de los imputados y sus abogados se fueron haciendo patentes en el ir y venir por los pasillos de acceso a la sala.

Millet entró el primero para que la juez le notificara su decisión y ya no volvió a salir, lo que hacía sospechar la determinación tomada por la juez. Minutos después entró Montull. Acto seguido, sobre las 20 horas, los medios de comunicación fueron informados del ingreso en prisión de los dos imputados, que ingresaron en la cárcel Modelo a las 21.15.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies