Iceta pide el "cese de todo intento de impedir por la fuerza el simulacro de votación"

368875.1.644.368.20171001132334
Vídeo de la noticia
Publicado 01/10/2017 13:23:34CET

Llama a un acuerdo para que los catalanes "puedan votar con toda garantía"

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha exigido este domingo el "cese inmediato de todo intento de impedir por la fuerza del simulacro de votación" que está teniendo lugar en toda Catalunya.

En la lectura de un comunicado en la sede del PSC, ha tachado los desalojos por la fuerza de colegios electorales de "hechos lamentables en una jornada muy triste", que atribuye al fracaso de las negociaciones entre los presidentes Mariano Rajoy y Carles Puigdemont.

El líder socialista ha emplazado a ambos a abandonar sus responsabilidades si no se ven capaces de llegar a un acuerdo que impida "este choque de trenes", dando paso a quienes sí creen que se puede dialogar, o que convoquen elecciones autonómicas y generales.

Ha afirmado que lo que este domingo se celebra en Catalunya "no es un referéndum efectivo, vinculante, y con garantías", por lo que considera que cualquier intento de validar jurídicamente la movilización no tiene sentido.

Al no estar ante un referéndum que pueda legitimar "posiciones políticas relevantes", ha incidido en el cese de cualquier actuación policial desproporcionada.

Ve incapacidad e irresponsabilidad tanto en Rajoy como en la "mayoría temeraria del independentismo que han hecho un referéndum unilateral e ilegal" y que recuerda que no ha recibido respuesta del Estado.

OFERTA SOCIALISTA

Ha instado al diálogo para llegar a un acuerdo por el que "los catalanes pueda votar con toda garantía", y, si el acuerdo incluye una reforma de la Constitución, que voten todos los españoles.

"Reiteramos nuestra la mano tendida a los que quieran sinceramente dialogar sin excluir nada y sin prefigurar el resultado de la negociación", ha dicho tras meses en los que Gobierno central y catalán sí han planteado dialogar, pero el primero excluyendo un referéndum y el segundo no renunciando a él.

Iceta ha hecho una llamamiento a la pausa y a la serenidad, y se ha mostrado convencido de que "el problema de las tensiones desatadas hoy" tiene solución a través del diálogo sincero al que emplazan a todas las instituciones y fuerzas políticas.