ICV-EUiA se desmarca de su socio socialista en el Ayuntamiento de Barcelona y rechaza la recalificación del Miniestadi

 

ICV-EUiA se desmarca de su socio socialista en el Ayuntamiento de Barcelona y rechaza la recalificación del Miniestadi

Actualizado 18/09/2008 16:38:07 CET

BARCELONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomà, se desmarcó hoy del PSC, con quienes forman el Gobierno municipal, y rechazó el proyecto de recalificación de los terrenos del Miniestadi, tanto la propuesta que prevé presentar el Ayuntamiento en los próximos días como la que ha venido defendiendo el FC Barcelona. La coalición ecosocialista "no se siente representada" con los contenidos del proyecto, advirtió.

"Ya advertimos en el inicio del proceso de que ICV-EUiA no aceptaría un 'pelotazo' urbanístico con los terrenos del FC Barcelona", destacó Gomà, y rechazó que "de los 77.000 metros cuadrados de superficie que hoy tienen calificación de equipamiento, sólo un 10% se acaben destinando a esta finalidad".

En un comunicado, el también segundo teniente de alcalde de Acción Social y Ciudadanía aseguró que la propuesta de la Concejalía de Urbanismo "aún no se ha consensuado en el seno del equipo de Gobierno municipal".

La propuesta del Gobierno municipal contempla la edificación de más de 1000 viviendas libres, para las que se destinarán 80.000 metros cuadrados; 600 viviendas protegidas en un espacio de 50.000 metros cuadrados, mientras que 15.000 se dedicarán a hoteles o sector terciario.

También se contempla la construcción de una guardería, un Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP), un Centro de Atención Primaria (CAP), pisos dotacionales destinados a jóvenes y personas mayores y más de 34.000 metros destinados a zonas verdes.

El líder ecosocialista recordó el compromiso adquirido por el Ayuntamiento para buscar "el máximo consenso" con los vecinos del entorno del Miniestadi a través de "un proceso participativo que incorpore sus aportaciones y sensibilidades".

El alcalde de la ciudad, el socialista Jordi Hereu, también afirmó esta mañana que el Ayuntamiento buscará el consenso en la operación. Defendió que es un proceso en el que ha de haber diálogo "entre las fuerzas políticas, el FC Barcelona y con los vecinos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies