El incendio de la Guingueta pone en peligro el lagarto pallarés

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Medio Ambiente

El incendio de la Guingueta pone en peligro el lagarto pallarés

Garriga y Miralles en la zona quemada de la Guingueta
GOVERN
Publicado 07/11/2016 18:11:25CET

   LLEIDA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El incendio de la Guingueta d'Àneu (Lleida), extinguido este domingo tras afectar a unas 567 hectáreas, ha puesto en peligro el hábitat del lagarto pallarés ('Iberolacerta aurelioi'), una especie endémica del Parc Natural del Alt Pirineu catalogada como en peligro de extinción.

   Según ha alertado este lunes la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad en un comunicado, el reptil se encuentra en berrocales y prados alpinos de esta zona, en el límite entre Catalunya, Francia y Andorra, por encima de los 2.400 metros y en colonias muy aisladas aunque localmente numerosas.

   En las tareas de extinción, los Bomberos de la Generalitat han priorizado su conservación, evitando que se extinguiera el incendio hacia el norte, donde la presencia de esta especie --catalogada en la Red Natura 2000-- es "segura y confirmada", según el departamento.

   Las amenazas para la supervivencia de este lagarto se basan en que su hábitat es reducido, con poblaciones aisladas y pequeñas; la frecuentación turística; las infraestructuras; la lluvia ácida; el cambio climático, o la recolección incontrolada por parte de aficionados a los reptiles, además del fuego.

   Según el director general de Políticas Ambientales y Medio Natural, Ferran Miralles, el incendio ha perjudicado "en un 48% la conservación de esta especie, especialmente en las zonas donde presentan cierto grado de madurez, como los riscales con matorral, los bosques de abedul y pino negro, y los hábitats por encima de los 2.400 metros".

   El fuego ha "devastado" una amplia zona de matorrales con ejemplares muy viejos de enebrina de crecimiento lento, unos ejemplares que tienen una tarea importante para la protección del suelo, además de representar un buen albergue y una fuente de alimentación para la fauna alpina, la mayor parte, pájaros.

   Miralles ha admitido que les "preocupa" la elevada pendiente del territorio quemado porque comporta un alto peligro de erosión, habiendo perdido toda la cobertura vegetal, además de los efectos negativos que pueden tener próximos episodios de lluvias abundantes, que provocarían la llegada de cenizas en los torrentes fluviales, aumentando el PH de las aguas y causando efectos adversos sobre la fauna.

RIESGO PARA EL PATRIMONIO NATURAL

   Además, ha alertado del riesgo de incendio este otoño en los Pirineos, y ha defendido establecer protocolos claros como los que existen en el caso de riesgo para las personas o bienes materiales: "Cuando el riesgo es para el patrimonio natural, también se tienen que establecer los hábitats prioritarios que es necesario proteger".

   En materia de prevención, ha abogado por realizar quemas controladas bien dirigidas para crear "discontinuidad" en los terrenos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies