El informático ruso detenido en Barcelona controlaba cientos de miles de ordenadores

Publicado 10/04/2017 19:21:08CET

   Los investigadores creen que obtuvo "pingües beneficios" durante unos diez años

   BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El informático ruso detenido en Barcelona el viernes controlaba cientos de miles de ordenadores distribuidos en todo el mundo a través de los que robaba credenciales personales y distribuía 'spam'.

   Los investigadores estiman que el detenido estuvo cometiendo estos ciberdelitos durante más de diez años obteniendo "pingües beneficios económicos", según ha informado este lunes en un comunicado la Policía Nacional, que detuvo al cibercriminal en colaboración con el FBI.

   Tras su detención, los agentes han procedido a desmantelar la infraestructura informática que controlaba, liberando de manera masiva ordenadores de víctimas infectados con el 'malware' que utilizaba el detenido para controlarlos.

   El arrestado, de 36 años, había creado durante varios años una infraestructura cibernética en forma de 'botnet' o red de ordenadores: controlaba así a sus víctimas de forma remota, sin conocimiento de sus propietarios, a través de servidores de comando y control utilizados generalmente para la ejecución de actividades ilícitas.

   En este caso, el detenido controlaba la conocida 'botnet Kelihos', formada por cientos de miles de ordenadores distribuidos internacionalmente, a través de la cual no sólo sustraía todo tipo de credenciales de carácter personal de los ordenadores, sino que también la usaba para distribuir 'spam' y para infectar con software malicioso.

   Principalmente era de tipo 'ransomware', es decir, software malicioso que bloquea el acceso a la información contenida en el sistema mediante su cifrado, pidiendo rescate económico para su liberación, según la Policía Nacional.

PIOTR LEVASHOV

   La Embajada rusa en Madrid confirmó el domingo la detención de este programador ruso: "Confirmamos que los agentes de seguridad españoles en Barcelona detuvieron al ciudadano ruso Piotr Levashov", explicó el jefe del departamento consular de la Embajada rusa, Andrei Konstantinov, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

   Levashov, de 36 años y residente de San Petersburgo, fue detenido en España a solicitud de Estados Unidos en un apartamento de Barcelona, donde estaba de vacaciones con su mujer e hijo, según informó la televisión rusa RT citando a la esposa del informático.

   Según la esposa de Levashov, los policías irrumpieron en el apartamento que el matrimonio había alquilado en la capital catalana para detener a su marido y confiscaron todos los dispositivos electrónicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies