La inversión inmobiliaria bajó un 4% desde el 1-O pero con el doble de operaciones

P.Romaní, A.Gener, H.Sánchez y M.L.Fenet (Savills Aguirre Newman)
EUROPA PRESS
Actualizado 12/01/2018 13:44:17 CET

   El cambio de sedes sociales no se ha traducido en un traslado físico de empresas, según Savills Aguirre Newman

   BARCELONA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El volumen de inversión inmobiliaria en Catalunya registró una reducción del 4% en el cuarto trimestre de 2017 en comparación con el mismo periodo del año pasado --de 558 millones de euros a 538--, aunque el número de operaciones prácticamente se dobló, pasando de 11 en 2016 a 20 el año pasado.

   Así lo constata un informe elaborado por Savills Aguirre Newman sobre el efecto de la situación política desde el 1 de octubre en la inversión inmobiliaria en Catalunya.

   En rueda de prensa este viernes, el director de Corporate Real Estate de la inmobiliaria, Pablo Romaní, ha concluido ante estos datos que en el último trimestre no se ha producido "el descalabro" que se preveía y ha sido más positivo de lo esperado, incluso con operaciones en el mercado de oficinas superiores a las del cuarto trimestre del año anterior.

   En este segmento, se realizaron inversiones por volumen de 930 millones de euros entre octubre y diciembre, lo que supone un incremento del 12% respecto al cuarto trimestre de 2016, cerrándose el año completo con un incremento de entre el 7 y el 8%.

   La inversión inmobiliaria total en Catalunya alcanzó los 2.175 millones de euros, lo que representa un descenso del 17% respecto a los 2.600 millones del año anterior, aunque Romaní ha destacado que el 2016 fue un año excepcional por la compra del centro comercial Diagonal Mar de Barcelona por 500 millones de euros, y ha concretado que el número de operaciones totales ha sido similar --de 62 en 2016 a 59 el año pasado--.

INVERSIONES A LA ESPERA

   El director de Capital Markets, Hipólito Sánchez, ha indicado que a principios de octubre Catalunya ya había alcanzado el mismo volumen de inversión en operaciones inmobiliarias que en el conjunto de 2016, y que en el cuarto trimestre se realizaron solo el 15% de las operaciones totales del año.

   "Ha sido un muy buen año, pero podría haber sido excelente", ha afirmado, y ha asegurado que se han retrasado al menos tres operaciones que estaban previstas para 2017, que suponen un volumen total superior a 400 millones de euros: la venta de la cartera de oficinas de Hispania en España al fondo Swiss Life, la venta de la Torre Mediapro y de la Torre Realia.

   La presidenta consejera delegada de la inmobiliaria en Barcelona, Anna Gener, ha destacado que sólo Hispania manifestó que retrasaba su operación debido a la situación política, y ha subrayado que la inestabilidad política ha supuesto que algunos inversores que buscan operaciones más seguras hayan decidido quedar "a la espera" de ver cómo evoluciona la situación durante este año, pero ha confiado en que se desencallarán durante este año.

SEDES SOCIALES

   En cuanto al traslado de sedes sociales, ha asegurado que no ha tenido ningún efecto sobre el movimiento físico de empresas, ya que no solo no se ha reducido el número de metros cuadrados de oficinas alquilados, sino que ha aumentado.

   La directora de Oficinas, Marie Laure Fenet, ha afirmado que los usuarios de oficinas extranjeros sólo necesitan la certidumbre de que Catalunya seguirá en la Unión Europea, por lo que no prevé salidas de empresas mientras se mantenga esta condición.