La inversión pública en infraestructuras catalanas caerá un 19% este año, según Fomento del Trabajo

Actualizado 04/03/2011 19:41:40 CET

El recorte alcanzará el 48% en 2012

BARCELONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La inversión conjunta del Gobierno y la Generalitat en infraestructuras y equipamientos en Catalunya caerá un 19,3% en 2011 --34,9% por parte del Estado y un 6,4% por parte de la Generalitat--, e incluso puede que el volumen de inversión se reduzca todavía más, ya que el Govern aún no ha aprobado su presupuesto, según los cálculos de Fomento del Trabajo.

Se trata de datos obtenidos a partir del Índice Dinámico de Inversión Pública en Catalunya, elaborado por la patronal catalana conjuntamente con la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya y cuyo objetivo es prever el volumen de inversión pública a partir de la obra contratada.

De confirmarse estos datos, el escenario para 2012 se perfila con una disminución interanual de inversión pública que alcanza el 48,4%, lo que significa que las aportaciones de la Generalitat serán un 63% inferiores a las de 2009, mientras que las del Estado caerán un 76%, siendo la reducción conjunta de un 69%.

El año pasado el Gobierno y la Generalitat redujeron un 25,5% la inversión en infraestructuras, ya que mientras el Ejecutivo disminuyó su inversión en un 22,4%, la reducción del Govern alcanzó el 27,9%.

84.000 DESEMPLEADOS MÁS

En cuanto a empleo, las cifras de 2011 se traducen en un incremento del paro de 84.000 personas, de las cuales 30.000 proceden del sector de la construcción y el resto, 54.000, de la industria y los servicios.

Según el indicador, el retorno fiscal de la inversión en infraestructuras es de un 59% a corto plazo y puede alcanzar el 80% a medio plazo, por lo que Fomento del Trabajo ha sostenido que reducir el déficit a través del recorte de gasto de inversión "no sólo genera paro de forma inmediata, sino que dificulta la recuperación económica".

En este sentido, la patronal catalana ha considerado "imprescindible" que la austeridad presupuestaria se centre en el gasto de consumo y las transferencias corrientes, así como en el adelgazamiento de las administraciones.