El invierno en Catalunya ha sido el más lluvioso desde 2010

Barcelona, nubes, lluvia, skyline
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/03/2018 18:56:20CET

Las temperaturas se han situado en la normalidad

BARCELONA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El invierno de este año --desde diciembre hasta febrero-- ha sido en Catalunya el más lluvioso desde el de 2009-2010, con unas precipitaciones irregularmente distribuidas en el territorio y el tiempo, aunque con unas temperaturas "normales" en el conjunto del área, ha explicado el Servei Meteorológic de Catalunya (Meteocat) en un comunicado este lunes.

El Pirineo, Prepirineo y la cuenca del río Llobregat han recibido precipitaciones que exceden ampliamente la media climática, pero, por contra, los extremos sur y noreste de Catalunya han recogido menos precipitación que la media, como ya ocurrió en primavera, verano y otoño pasado, por lo que se acumula "un año de claro déficit pluviométrico".

En lo referente a la normalidad de la temperatura, en el invierno 2017-2018 se han dado excepciones "en los extremos norte y sur, donde el invierno tiene que calificarse de cálido y frío, respectivamente", con anomalías que no han sido muy elevadas.

Las anomalías térmicas más altas, de más de un grado centígrado, han sido en el litoral y prelitoral sur y central --Baix Ebre, Montsià y Barcelona--, mientras que el invierno ha sido más frío en el Pirineo --sobre todo zonas altas del oeste--, el Prepirineo y puntos del litoral y prelitoral norte y centra.

El invierno empezó con un diciembre "normal o frío en general", excepto en Terres de l'Ebre y Barcelona, donde fue cálido, y resultó también muy seco en el conjunto del territorio, con excepción del Pirineo.

NIEVE EN FEBRERO

En enero, la temperatura estuvo claramente por encima de las últimas décadas en puntos del litoral central, Poniente, el prelitoral Sur y Terres de l'Ebre, mientras que las precipitaciones tuvieron fueron muy irregulares, siendo un mes seco en el noreste y sureste y muy seco en el Delta de l'Ebre, mientras que fue muy lluvioso en el Llobregat, sur del Maresme, el Massís del Port y el Pirineo.

Febrero fue "claramente frío en Catalunya, y muy frío en los Pirineos", sobre todo en los puntos más elevados, mientras que dejó "grandes cantidades de precipitación en amplias zonas" resultando muy lluvioso en su conjunto, y en especial en las partes más elevadas del Pirineo occidental, donde los gruesos de nieve han sido muy destacados.