Jordi Bosch apuesta por replantear el modelo de relación con el sector de los servicios informáticos de la Generalitat

Actualizado 02/11/2007 17:22:08 CET

BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat, Jordi Bosch, apuesta por replantear el modelo de relación entre el sector de los servicios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la Generalitat de Catalunya, aprovechando que finaliza su contrato de homologación de servicios informáticos para la administración catalana el 31 de diciembre.

Bosch explicó a Europa Press que la Generalitat ha identificado ciertos efectos negativos del proceso de homologación "como el hecho de dividir involuntariamente el sector en empresas homologadas por la Generalitat y no homologadas".

Según Bosch, a ésto se le suma el hecho de que "otras administraciones públicas se han acogido a la homologación de la Generalitat sin tener en cuenta que el modelo se basaba en las necesidades del Govern y no de todas las administraciones".

POTENCIAR LAS PYMES.

El secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información consideró que se tendrían que "valorar otros modelos que permitan potenciar las pequeñas y medias empresas catalanas".

El contrato de homologación de servicios informáticos relacionados con el desarrollo de las TIC de la Generalitat se inició a finales de 2004 con vigencia de dos años-- y fue prorrogado un año más hasta 2007.

Ahora existe la posibilidad de firmar una segunda prórroga de un año más, decisión que depende de las consellerias de Economía y Finanzas y Gobernación y Administraciones Públicas. Es en este contexto en el que Bosch apuesta por aprovechar el fin de la primera prórroga para reformar el modelo.

ONBJETIVO INICIAL CUMPLIDO.

Bosch aseguró que en su día el concurso de homologación fue una apuesta de las consellerias de Economía y Gobernación para "aumentar la eficiencia y la calidad de los servicios TIC y reducir los costes para la Administración" y destacó que "en general el balance de estos tres años es positivo" ya que se consiguió uno de los objetivos principales de la homologación, "pasar de un modelo mono-proveedor a un modelo multi-proveedor sin poner en peligro el servicio, la calidad ni el conocimiento".

En este sentido, recordó que el porcentaje "tan elevado de mercado" que supone la compra de las administraciones públicas en un sector como el de las TIC "implica responsabilidad a la hora de contratar los servicios" y concluyó que "la forma en que se haga puede incidir de forma determinante en la configuración y el perfil del sector tecnológico en Catalunya".

Desde 2004, la Generalitat ha homologado los servicios informáticos relacionados con las TIC de 117 de las 183 empresas que se han presentado, lo que representa un 63% del total, y ha contratado un volumen total de 226 millones de euros con empresas que pasaron la homologación. Un total de 78 de las 117 empresas ya han sido adjudicatarias de algún contrato.

De las 117 empresas con ofertas homologadas, 52 tienen sede en Catalunya, lo que representa un 44,44%. Las 10 principales empresas adjudicatarias fueron sido T-Systems, IBM, IECISA, Everis Spain, Atos, Indra, IT Deusto, Accenture, Osiatis y Formación.