Jordi Sierra i Fabra viaja a las tensiones de la Transición en 'El beso azul'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Literatura

Jordi Sierra i Fabra viaja a las tensiones de la Transición en 'El beso azul'

Jordi Sierra i Fabra
HARPERCOLLINS
Publicado 26/11/2016 10:59:21CET

   Insta a los políticos a "recuperar el talante de aquellos años"

   BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El escritor Jordi Sierra i Fabra viaja a las tensiones de la Transición en la novela 'El beso azul' (HarperCollins), ambientada en los días de las primeras elecciones democráticas, cuyo espíritu reivindica para la política actual a medio año para conmemorar el 40 aniversario de la efeméride, ha explicado en una entrevista de Europa Press.

   En la novela, Rogelio, al que todos creían muerto en 1936, regresa en junio de 1977 al pueblo donde nació y fue fusilado junto a su padre y su hermano; en el pueblo todos dan por hecho que vuelve para vengarse.

   Sin embargo, la historia plantea preguntas como qué busca Rogelio; cómo reaccionarán su primera novia y su mejor amigo --que se cambió de bando para sobrevivir y ahora es el marido de ésta--; cómo se lo tomará el topo que ha vivido 38 años encerrado esperando a que el dictador muriera, y qué harán el hijo del alcalde --que lideró la revuelta en julio del 36 y que ahora gobierna la villa-- y el sargento de la Guardia Civil.

   El escritor, que en aquella época sumaba 30 años, recuerda con romanticismo aquellos años: "Quizás tengo una visión romántica", ha explicado, al entender que fue un tiempo para crear un futuro; precisamente su historia es un llamamiento a la paz y a la concordia.

   Sin embargo, ha constatado que, pese al salto que representó aquella época, todavía se generan debates de la historia reciente que visibilizan heridas abiertas, como el desentierro de los fusilados en la Guerra Civil, algo que "tarde o temprano" habrá que abordar porque todo el mundo sabe en qué lugares hay enterrados cuerpos de fusilados, y los familiares tienen derecho de poder llevarles flores.

   Ante estos debates actuales, Sierra i Fabra ha sentido interés en recuperar el talante de aquellos años para dar un mensaje de diálogo y consenso, pero en su opinión la exposición del Born Centre Cultural fue una provocación: "Una cosa es recuperar el debate de la historia y otra el poner una estatua de Franco en medio del Born".

   Para él, la política actual es un caos y debería recuperar el espíritu de aquel momento en el que se llegó a tantos consensos y a tantos acuerdos partiendo de cero: "Los políticos deberían leer los libros y recordar de dónde venimos".

MONARQUÍA

   Preguntado por la reciente noticia de que el entonces presidente Adolfo Suárez decidió no someter a referéndum la monarquía porque encuestas señalaban que perdería, Sierra i Fabra ha asegurado que "quizás habría sido demasiado fuerte cargárselo en aquel momento", y que ya fue algo muy fuerte legalizar el Partido Comunista, y más en plena Semana Santa.

   "Llegar a cuestionar una cosa como ésta quizás habría sido demasiado. Y no se equivocó, porque en el 81 el Rey paró el golpe de Estado", ha agregado el escritor.

   Además de acabar de lanzar 'Historia del rock' (Siruela), el escritor publicará en un mes la biografía '99 razones para amar (o no) a Bob Dylan' y la octava entrega de su inspector Miquel Mascarell, entre otros proyectos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies