Un juez archiva la denuncia de una asociación contra el Padrenuestro sexual de 2016

Premis Ciutat de Barcelona de 2016 (Archivo)
Europa Press
Publicado 20/02/2017 17:43:25CET

   Descarta un delito contra el sentimiento religioso y enmarca el poema en la crítica y la creación

   BARCELONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia de Barcelona ha confirmado la inadmisión de la querella de la asociación Amistad en Cristo Nuevo Amanecer contra la poeta Dolors Miquel y la alcaldesa Ada Colau por la lectura de una versión sexual del Padrenuestro en los Premis Ciutat de Barcelona el 15 de febrero de 2016.

   En su auto, recogido por Europa Press, la sección 10 de la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso de apelación que la asociación presentó tras la inadmisión a trámite de la querella por un presunto delito contra los sentimientos religiosos.

   Ya se había archivado una denuncia similar; en ese caso, por parte del Juzgado de Instrucción 26 de Barcelona, y que presentó la Asociación Española de Abogados Cristianos.

   En la querella ahora archivada, Cristo Nuevo Amanecer consideró que las querelladas habían hecho escarnio de las creencias de la religión cristiana ofendiendo sentimientos de los miembros de esta confesión, y que la poeta hizo un "grosero escarnio" del Padrenuestro.

   También alegó que una interpretación blasfema del Padrenuestro es una "provocación e incitación a la violencia" y que no se puede amparar en la libertad de expresión, y pidió investigarlo.

PROVOCACIÓN, NO ESCARNIO

   Pero la Audiencia no ve delito contra los sentimientos religiosos porque requeriría un escarnio tenaz y con la voluntad de generar una afrenta, ofender o humillar, y no se dan estas circunstancias.

   Para el tribunal, el poema que leyó Dolors Miquel "es una creación artística y como tal, en ocasiones suele contener una dosis de provocación".

   "La sátira y el recurso a lo irreverente han sido en no pocas ocasiones un recurso artístico para hacer crítica social, mostrando la oposición del creador a determinados modelos", argumenta.

   Para la Audiencia, la sátira se ha dirigido a determinadas manifestaciones de poder, y la religión como institución "ha estado asociada en la historia al poder y ha sido por tanto también objeto de crítica legítima".

   Enmarca las palabras de Miquel en la crítica feminista "al servilismo a la deidad masculina imperante" y no cree que la conducta sea objetivamente ofensiva aunque los querellantes se hayan podido sentir ofendidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies