El juez archiva la investigación de los incendios del Empordà al no identificar al autor

Bosques Afectados Por El Incendio Del Empordà
EUROPA PRESS
Actualizado 17/06/2013 16:45:43 CET

Apela a recordar este fuego "para evitar que vuelva a ocurrir"

GIRONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Figueres (Girona) ha archivado las dos investigaciones por los incendios del Empordà del verano pasado porque no se ha podido identificar a los autores, pese a concluir que ambos los causaron colillas mal apagadas.

En dos autos de este lunes, el juez ha archivado ambas investigaciones por el incendio que afectó a una quincena de municipios del Empordà y arrasó más de 10.000 hectáreas, y el de Portbou, en el que murieron un padre y una hija al huir de las llamas saltando por un acantilado.

En ambos escritos se concluye que, tras la instrucción del caso, "no se ha podido determinar quién o quiénes podrían ser los que presuntamente lanzaron las colillas y si había intención o más bien imprudencia".

Durante la instrucción, la Unidad del laboratorio biológico de la policía científica de los Mossos d'Esquadra analizó seis colillas que pudieron causar el incendio aunque su resultado fue "negativo" para poder determinar el autor del fuego.

En el incendio que afectó a varios municipios del Empordà se quemaron en total 10.276 hectáreas, una parte dentro de los espacios de interés natural del Massís de l'Albera, Massís de les Salines, Estanys de la Jonquera y Garriga d'Empordà, y causó cortes de circulación en la autopista AP-7, la N-II y una decena de carreteras secundarias.

El incendio --que dejó 31 heridos y en el que una persona murió por la explosión de una bombona de gas-- empezó en el aparcamiento de La Comtessa en la carretera N-II y según el juez queda probado que se originó como consecuencia de entre una y seis colillas de cigarro.

El de Portbou, que fue causado por una colilla y calcinó 45,6 hectáreas, afectó a una carretera con gran afluencia de vehículos, y el avance del fuego desató el pánico entre los conductores, que abandonaron sus vehículos corriendo montaña abajo, lo que causó "fruto del miedo y de los nervios, numerosos heridos y el fallecimiento de dos personas", explica el juez.

En sus autos, el juez ha pedido que estos incendios "tendrían que ser no solo una muestra del valor y de la valía humana que se une para proteger a las personas y lo que es de todos, sino también un ejemplo recordado por la sociedad para evitar que vuelvan a ocurrir otros incendios".

El juez ha pedido a la ciudadanía que sea consciente de que "de la simple actitud, sea imprudente o dolosa, de tirar una colilla encendida donde no se debe, pueden derivarse múltiples consecuencias y efectos dañosos para todos".

"REFLEJAR EL VALOR HUMANO"

Según el juez, "no puede plasmarse, ni en esta u otra resolución, la vivencia, dolor y sufrimiento de todas las personas que se vieron implicadas" como consecuencia del incendio, ni las pérdidas humanas y materiales.

"Cada hoja de la presente causa intenta recoger lo que pasó, pero solo los implicados serán capaces de dar mayor reflejo y mayor valor. Lo que se intenta reflejar es el valor humano", asegura.

En su escrito, el juez recoge las "consecuencias nefastas" del incendio para las personas, los bienes y el medio natural, y también destaca el esfuerzo, dedicación y voluntad los Bomberos de la Generalitat, Bomberos andorranos, Bomberos del Ministerio de Agricultura, los Mossos d'Esquadra, Agentes Rurales, la Unidad Militar de Emergencias (UME), otros cuerpos policiales y los servicios médicos, así como la colaboración de las autoridades francesas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies