La juez investigará la muerte de la mujer que pasó por cuatro hospitales en 65 horas

Hospital Vall d'Hebron de Barcelona
HOSPITAL VALL D'HEBRON
Actualizado 24/11/2011 16:06:49 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona investigará la muerte de una mujer de una hemorragia cerebral tras recorrer cuatro hospitales catalanes en 65 horas para poder operarse de urgencia: de Blanes (Girona), el Josep Trueta de Girona, y los centros de la capital catalana Vall d'Hebron y Clínic de Barcelona.

En un auto del 21 de noviembre notificado este jueves, la magistrada Silvia López Mejía admite la querella presentada por los familiares de la mujer contra el gerente del Hospital Vall d'Hebrón, Jaume Raventós, y contra el jefe de servicio de neurocirugía del centro, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

La querella es por un delito contra los derechos individuales y por otro de denegación de la asistencia sanitaria, respectivamente, y también contra el Instituto Catalán de la Salud (ICS) como responsable civil subsidiario.

Según la querella, María del Carmen M. llegó pasadas las cinco de la mañana del 7 de septiembre al Hospital de Blanes (Girona), y allí los médicos, al sospechar que se trataba de una hemorragia cerebral, decidieron derivarla al Hospital Josep Trueta.

En este centro se confirmó que sufría una hemorragia cerebral junto a un coágulo hemático lo que obligaba a operarla urgentemente, por lo que a su vez fue derivada al Vall d'Hebron de Barcelona.

A la mañana siguiente la bajaron ya sedada a la planta de quirófanos y, después de varias horas de espera, los médicos informaron a la familia de que no podían operar ni embolizarla porque no disponían de quirófano.

La operación fue retrasada hasta en dos ocasiones y tras las protestas de los familiares, los médicos decidieron trasladarla al Hospital Clínic donde finalmente fue operada después 65 horas.

El 10 de septiembre la devolvieron al Vall d'Hebron donde quedó ingresada, y donde empeoró hasta morir el día 16, relata la familia.

El Vall d'Hebron ha abierto una investigación interna, como marca el protocolo tras la presentación de una queja, para revisar el caso.