Junqueras afronta la reunión con Santamaría con pocas expectativas de acuerdo

309545.1.644.368.20160427151723
Vídeo de la noticia
Publicado 27/04/2016 15:17:23CET

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha afirmado que afronta la reunión de este jueves con la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, con pocas expectativas de acuerdo, dado que la experiencia le ha enseñado que los resultados suelen ser "escasos" en los contactos entre ambos gobiernos.

En declaraciones a los medios este miércoles tras una reunión con la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, Junqueras ha explicado que irá a la reunión "con la mejor voluntad de escuchar las opiniones del otro y de defender los intereses de los ciudadanos de Catalunya".

"Lamentablemente, la experiencia nos enseña que toda la voluntad por nuestra parte no es suficiente para que las cuestiones se resuelvan favorablemente y nos enseña que hay que esperar pocas expectativas", ha señalado.

Junqueras ha puesto como ejemplo que el Gobierno central haya llevado al Tribunal Constitucional numerosas leyes y decisiones del Parlament, incluidas las que no tuvieron el rechazo del PP en Catalunya.

"Esta batería de recursos empieza a ser inconmensurable y tiene consecuencias dramáticas sobre la vida diaria de los ciudadanos de Catalunya", ha manifestado.

A pesar de tener pocas expectativas, el vicepresidente de la Generalitat ha confiado que pueda haber temas en los que ambos gobiernos se puedan poner de acuerdo, como por ejemplo la convocatoria de una junta de seguridad que, según Junqueras, no se celebra desde hace cinco años.

"Es evidente que somos un gobierno independentista y con esto el Gobierno español no está de acuerdo, pero puede haber algunos temas en los que estemos de acuerdo y ojalá los haya", ha añadido.

Junqueras también se ha referido a la reunión prevista para este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se hablará del nuevo objetivo de déficit público, que para las comunidades autónomas se incrementa en cuatro décimas, una medida que, para el vicepresidente catalán, queda "muy lejos" de lo que le correspondería a Catalunya.

Ha calificado de "arbitraria e injusta" la limitación del techo de déficit decretada por el Ministerio de Hacienda y ha asegurado que la Generalitat ha tenido que aplicar recortes mientras la Administración del Estado ha aumentado el gasto.