El jurado declara culpable a la parricida del Carmel por unanimidad

Juicio a la parricida del Carmel (Barcelona)
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 17/03/2015 16:29:53 CET

Admite que la mujer sufría un trastorno agravado por su economía y el maltrato del marido

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

El jurado ha declarado culpable por unanimidad a la acusada Rina M. "de la muerte violenta e intencionada" de sus dos hijos administrándoles fármacos y ahogándolos en la bañera el 7 de abril de 2013 en su domicilio, en el barrio del Carmel de Barcelona.

En el veredicto leído este martes, el jurado considera que la parricida, que confesó los hechos durante el juicio en la Audiencia de Barcelona, cometió los crímenes sin permitir que los menores pudieran defenderse y aprovechándose "de la confianza que tenían con su madre".

También por unanimidad, concluyen que, en el momento de los crímenes, Rina M. tenía situación económica muy precaria, una situación de maltrato psicológico del marido --de quien tenía una fuerte dependencia emocional-- y una sintomatología ansioso-depresiva.

Según el jurado, actuó "a sabiendas de su superioridad física" y consciente en todo momento de sus acciones administrando fármacos a sus hijos --una niña de 11 años y un niño de 9-- para dormirles y después sumergiéndolos en la bañera hasta provocarles una insuficiencia respiratoria, y que después se intentó suicidar.

Han concluido que tuvo "la intención directa" de matar a sus hijos o en cualquier caso sabía que podía ocurrir al colocarles en la bañera tras sedarles, y consideran relevante que hubiera comprado un día antes los medicamentos y que dedicara tiempo a escribir cartas de despedida antes de hacerlo.

Sin embargo, consideran como atenuante cualificada que padecía un trastorno adaptativo mixto provocado por el abandono del marido, que le causó un cuadro ansioso-depresivo y un comportamiento pasivo-agresivo.

A esta situación contribuyeron varias circunstancias: su tendencia a establecer relaciones afectivas de dependencia y el maltrato psicológico --como mínimo-- del marido, que se complicó por la situación económica.

20 AÑOS

La Fiscalía, la acusación particular y el abogado defensor de la parricida han mantenido este martes la petición de una pena de 20 años de cárcel por los dos asesinatos, como avanzaron en sus conclusiones en el juicio.

Las tres partes llegaron a un pacto antes de la última sesión del juicio por el que la fiscal rebajó su solicitud de pena, que en un principio era de 40 años de cárcel por dos delitos de asesinato con el agravante de parentesco.

En sus conclusiones e informes finales, la fiscal consideró que Rina M. tenía sus "facultades mentales moderadamente afectadas" por su dependencia hacia su marido cuando cometió los crímenes el 7 de abril de 2013, pero no un trastorno de personalidad, y que conservaba su capacidad para distinguir entre el bien y el mal.

"NO QUERÍA QUE SUFRIERAN MÁS"

En el juicio, confesó haber matado a sus hijos porque no quería que sufrieran más y aseguró: "Estaba en un pozo profundo y no veía salidas por ningún sitio", ya que su marido les había abandonado, la seguía maltratando, les iban a desahuciar en semanas de su vivienda en la plaza Pastrana, no tenía trabajo y estaba en situación irregular en España --es boliviana--, por lo que temía que perder su custodia.

También dijo que el día del crimen ella y sus hijos se tomaron pastillas de benzodiazepina (sedante) los tres juntos y que después, cuando sus hijos se durmieron, los sumergió en la bañera y los ahogó, y que su plan era acto seguido acabar con su vida: "Está claro que yo soy la culpable".

La parricida, que intentó en varias ocasiones quitarse la vida en prisión, confesó los hechos en el juicio después de haber mantenido una postura de negación desde su detención el mismo día de los hechos.

La confesión también ha sido considerada un atenuante por el jurado, ya que con ella ha permitido, según el veredicto, el esclarecimiento de los hechos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies