Juzgan a dos hombres en Barcelona por extorsionar a un carpintero y exigirle 12.500 euros

Publicado 10/03/2018 12:02:01CET

   'Tiene una semana para pagar. Si no lo paga, lo pagarán su mujer y su hija'

   BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia de Barcelona juzgará este lunes a dos hombres por presuntamente extorsionar al dueño de una empresa de carpintería de aluminio de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que pidió ayuda para cobrar unas facturas a un proveedor y al que posteriormente el principal acusado exigió 12.500 euros por gastos de gestión ficticios.

   El juicio tendrá lugar en la Sección 21 contra Juan Alfonso F.C. como autor de un delito continuado de extorsión, y Juan Manuel G.G., como cómplice, según el escrito de acusación de la Fiscalía, que pide cuatro años de cárcel para el primero y cuatro meses para el segundo.

   Los hechos se remontan a febrero de 2012, cuando el carpintero tuvo dificultades para cobrar determinados trabajos y entregó copia de unas facturas pendientes de cobro a un proveedor que se ofreció a ayudarle en la gestión del cobro, sin llegar a suscribir ningún contrato ni autorizar a nadie a realizar dichos cobros.

   Según relata la Fiscalía, en marzo de ese año el acusado Juan Alfonso F.C. contactó con el afectado para exigirle 4.500 euros por haber sido contratado por el cobro de una deuda, y éste se avino a reunirse con él para aclarar lo ocurrido pese a su "incredulidad" por lo que le pedía.

   En esta reunión, el acusado le amenazó con frases como 'O pagas o te daremos una paliza' y la víctima acabó pagando los 4.500 euros, pero pese a este pago, la extorsión prosiguió: en agosto le exigió 8.000 euros bajo amenazas más graves.

'TENDRÁS MUCHOS PROBLEMAS'

   'Me tienes que pagar o tendrás muchos problemas, hay una persona en prisión y, si no pagas al abogado, su gente vendrá a buscarte y te obligarán a pagar. Tienes quince días. La gente se está poniendo muy nerviosa', le llegó a decir.

   Tras pagar de nuevo estos 8.000 euros, en mayo de 2013 le volvió a contactar para exigirle 10.000 euros: 'Tiene una semana pagar. Si no lo paga, lo pagarán su mujer y su hija y, sobre todo, no llame a la policía'.

   Tras estos hechos, el 24 de mayo de 2013 decidió denunciar, y al fijarse un encuentro para el supuesto pago de 10.000 euros cinco días después, se montó un dispositivo para detener al extorsionador en la urbanización Vallesana de La Roca del Vallès (Barcelona).

   Tal y como le indicó el extorsionador, el carpintero metió el dinero en un sobre y una bolsa de basura bajo un contenedor junto a una parada de autobuses, y después de abandonar la bolsa, el acusado y su cómplice salieron de unos arbustos donde estaban escondidos y ambos fueron detenidos.