Juzgan a puerta cerrada a un profesor por abuso sexual a una alumna de 12 años

Juicio a un profesor por presunto abuso a una alumna
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2018 15:42:44CET

El acusado niega abusos y la declaración de la menor se escuchará en juicio el 25 de mayo

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Octava de la Audiencia de Barcelona ha juzgado este miércoles a un exprofesor de una escuela de Torelló por presuntos abusos sexuales a una alumna de 12 años a la que supuestamente envió mensajes de contenido sexual y encerró en dos ocasiones en un aula y la biblioteca del centro escolar para abrazarla y besarla.

El juicio se ha celebrado a puerta cerrada a petición de la Fiscalía, la acusación particular y la defensa del profesor, que fue expulsado de dicha escuela pero que actualmente sigue ejerciendo en otro centro escolar, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Según han indicado otras fuentes judiciales consultadas por Europa Press, el viernes 25 de mayo tendrá lugar una segunda sesión del juicio en el que se visionará la declaración de la menor, con prueba preconstituida, en la que ella se ratifica en su relato contra el docente.

En la sesión de este miércoles ha declarado el acusado, que según las fuentes consultadas ha admitido conversaciones con la menor a través de Whatsapp y Hangout y ha negado trasmisión de fotos sexuales.

En dicha declaración ha negado abusos a la menor y haberse quedado encerrado con ella en ninguna estancia del centro escolar, algo corroborado por testigos que han comparecido.

SEIS AÑOS DE CÁRCEL

La Fiscalía pedía en su escrito de acusación una pena de seis años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a menor de 13 años y abusar de su condición de superioridad, y por un delito de difusión de pornografía, así como indemnizar a la víctima con 20.000 euros.

Según su escrito, el acusado empezó a trabajar en el centro en junio de 2014 y a finales de ese año y hasta febrero de 2015 estableció contacto reiterado con una alumna a través de correo electrónico, Whatsapp y Hangouts.

El acusado mantuvo con ella conversaciones de "alto contenido sexual", le pidió fotos desnuda y le envió una foto de él totalmente desnudo, según el fiscal.

Además, en horas de clase provocó quedarse solo con ella en el aula y en la biblioteca cerrando la puerta con llave, procediendo "con intención de satisfacer su ánimo sexual", a apretarla fuerte contra él y besarla.

La acusación particular solicita una condena de cuatro años de cárcel por un delito de abuso y una indemnización de 3.000 euros por daños morales.