JxCat activa la reforma para investir a Puigdemont a distancia y prevé aprobarla a final de año

Josep Costa, Gemma Geis (JxCat)
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/06/2018 14:36:20CET

Anima al resto de grupos a participar de la reforma en una ponencia conjunta

BARCELONA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

JxCat ha activado este miércoles el procedimiento para reformar el reglamento del Parlament con el objetivo de poder investir a Carles Puigdemont a distancia y con la previsión de que se apruebe a final de año.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el vicepresidente primero del Parlament y diputado de JxCat, Josep Costa, que ha detallado que su grupo ya ha solicitado la creación de una ponencia conjunta para abordar la reforma con el resto de grupos.

JxCat no presentará por ahora su propuesta por escrito porque antes quiere abordar las propuestas que puedan tener el resto de grupos, para impulsar un documento lo más consensuado y acordado posible.

Aun así, Costa sí ha desgranado cuál es el objetivo de JxCat con esta reforma: poder hacer investiduras telemáticas o a distancia, garantizar que se respeta la inviolabilidad e inmunidad de los diputados "ahora vulnerada por los tribunales" y regularizar mejor las delegaciones de voto para blindar a los diputados en prisión y en el extranjero.

JxCat también quiere regularizar los subgrupos parlamentarios y modificar el periodo de vacaciones de verano del Parlament, que se modificó en la pasada legislatura pero ha generado quejas entre los propios empleados de la Cámara, ha admitido Costa.

Para que se cree la ponencia conjunta, JxCat necesita el apoyo de como mínimo otro grupo más --deben ser dos o una quinta parte de diputados--: "Damos por hecho que tendremos el apoyo necesario", ha dicho en alusión velada a ERC y la CUP.

ANTECEDENTE EN LA PASADA LEGISLATURA

En la pasada legislatura, la mayoría independentista aglutinada entonces bajo las siglas de JxSí impulsó una reforma 'exprés' del reglamento del Parlament para agilizar la aprobación de leyes para poder dar luz verde de forma rápida a la ley de transitoriedad jurídica, la más importante de las tres normas de 'desconexión'.

Costa ha señalado que esta vez la reforma "no es de extrema urgencia" y que se prevé que no se pueda aprobar hasta final de año, si bien los trabajos podrían empezar antes del parón veraniego.

La reforma de la pasada legislatura fue polémica porque solo JxSí y la CUP participaron en la ponencia conjunta en la que todos los grupos debían abordar el asunto: celebraron un solo encuentro y dieron luz verde al texto que se acabó aprobando en menos de 10 minutos.

Esta reforma fue recurrida por el Gobierno central pero el Tribunal Constitucional (TC) la avaló, considerando legal que se permita la aprobación de leyes por la vía exprés a petición de dos grupos, siempre que se permita la introducción de enmiendas.