JxCat y ERC siguen las negociaciones y reflexionan sobre el encaje de Puigdemont y Junqueras

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2018 23:49:04 CET

Puigdemont abre la puerta a renunciar a ser investido en el Parlament

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

JxCat y ERC prosiguen las negociaciones para desencallar la investidura en Cataluña y reflexionan sobre cómo encajar el papel de Carles Puigdemont y de Oriol Junqueras, presidente y vicepresidente respectivamente del Govern que fue cesado con la aplicación del artículo 155.

Fuentes conocedoras de las negociaciones consultadas por Europa Press sostienen que JxCat mantiene la aspiración de que Puigdemont mantenga poderes ejecutivos, como así lo demuestra las iniciativas que han presentado en el Parlament para poder investirle a distancia.

Sin embargo, sigue encima de la mesa la posibilidad de que, sin cuestionar que Puigdemont debe ser el máximo exponente del Govern, en el Parlament se invista a un candidato alternativo para no abrir un nuevo contencioso judicial con el Estado.

En esta línea, Puigdemont ha abierto la puerta a renunciar a ser investido en la cámara para desbloquear la legislatura, después de que las fuentes consultadas hayan asegurado que no pueden negar la posibilidad de que ocurra.

Este posicionamiento representa un cambio en relación a la posición que siempre ha defendido JxCat, en el sentido de que Puigdemont debe ser el candidato a la investidura.

Ante este escenario, ERC reivindica que, si Puigdemont mantiene poderes ejecutivos en Bélgica como nombrar a los consellers y convocar elecciones, la "lógica" es que Junqueras debería tener un papel preponderante en el Ejecutivo que se formaría en Cataluña.

Sostienen que, si lo que se busca es restituir lo máximo que sea posible al Govern que fue cesado, Junqueras era el vicepresidente de aquel Ejecutivo y merecería, pese a estar en la cárcel actualmente, ser la figura más importante en Cataluña si Puigdemont sigue en Bélgica.

Ante las informaciones que apuntan que JxCat podría proponer investir a Cataluña a nombres de su candidatura como Jordi Sànchez, Elsa Artadi y Jordi Turull, ERC recuerda que Junqueras tenía un mayor rango que todo ellos en el Govern que fue cesado --Turull era conseller, y ni Sànchez ni Artadi estaban en aquel gabinete--.

Los dos partidos aseguran que nadie ha puesto encima de la mesa nombres concretos del futuro Consell Executiu, pero ambos admiten que tarde o temprano se tendrá que abordar este capítulo para cerrar el acuerdo.

A la práctica, las dos formaciones tienen muchos obstáculos para dar un rol ejecutivo a sus respectivos candidatos, a Puigdemont porque está en Bruselas y pesa contra él una orden de detención en España, y Junqueras porque está en la cárcel, y cualquier movimiento debería autorizarlo el juez.

Mientras tanto, los letrados de la Cámara tienen el encargo de elaborar un informe sobre si la reforma de la ley que persigue JxCat para investir a Puigdemont a distancia es compatible con el auto del Tribunal Constitucional que pone condiciones a la investidura.

PUIGDEMONT Y LAS NEGOCIACIONES

En unos contactos que hasta ahora se han caracterizado por la discreción, este miércoles Puigdemont ha hablado de ellos a través de un apunte en Instagram y lo ha hecho para admitir que las negociaciones deben ser más rápidas, pero "la situación es compleja para todo el mundo, con múltiples frentes, amenazas y coacciones".

"Es importante recordar que todos somos aliados y que los reproches sólo alimentan a la caverna", y ha reclamado actuar con solidaridad y decisión, tras cumplirse este miércoles dos meses de las elecciones del 21 de diciembre.