Los leridanos encargan roscones de Reyes más grandes que el año pasado según el Gremi de Forners

 

Los leridanos encargan roscones de Reyes más grandes que el año pasado según el Gremi de Forners

Publicado 04/01/2016 18:25:16CET

Los panaderos calculan que venderán 200.000 unidades en Lleida y 900.000 en Catalunya

LLEIDA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los leridanos encargan roscones de Reyes más grandes este año que el pasado, lo que en opinión de Manel Lleràs, presidente del Gremi de Forners de les Terres de Lleida "parece indicar una cierta recuperación económica entre los consumidores y confirma la revitalización del consumo de los productos de horno de pan y pastelería registrado en los últimos meses".

El 60% de los que se consumen están rellenos de nata y el otro 40% de trufa, crema o mazapán, según un comunicado de los panaderos de Lleida que este lunes han presentado la campaña de roscones de reyes en el parque de la infancia y la juventud Cucalocum, donde estos días niños y niñas han podido hacer roscones.

El gremio calcula que este año se venderán 200.000 unidades en la provincia de Lleida, un 22% de los 900.000 unidades que se prevén vender en Catalunya, cifras similares a las de la campaña anterior.

El Gremi de Forners de les Terres de Lleida ha denunciado que un 20% de los roscones vendidos son de mala calidad y con una mala praxis en la distribución, "hecho que lleva a confusión al consumidor sobre la autenticidad de un producto tan tradicional y con un fuerte arraigo en las familias".

Esta mala praxis, especialmente evidente en algunos supermercados, ocurre por utilizar materia prima de baja calidad y abusar en la utilización de aditivos como colorantes, según el colectivo.

Llaràs ha remarcado que la utilización de materias primas de mala calidad, como nata de grasas vegetales o harinas baratas y el abuso de aditivos puede suponer que el coste de roscón elaborado de forma artesana por los panaderos profesionales con productos de calidad sea "4 o 5 veces más caro".

Otras estrategias para abaratar los precios son hacer los productos con mucha antelación --lo que favorece el uso de conservantes-- o importarlos a otros países (como Portugal) con mano de obra más barata.

El colectivo asegura que se utilizan "trucos para confundir al cliente, como poner los productos en neveras para aparentar que es un producto natural y fresco" o "poner fecha de caducidad al día siguiente de Reyes para que parezca natural, cuando en realidad son productos tan llenos de conservantes que podrían aguantar meses".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies