Letrados del Parlament sustituirán rotativamente al letrado mayor hasta nombrar sucesor

Reunión de la Mesa del Parlament
EUROPA PRESS
Publicado 12/06/2018 11:06:42CET

Ferran Domínguez ha sustituido a Bayona en la Mesa de este martes

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El equipo de letrados del Parlament sustituirá rotativamente al hasta ahora letrado mayor de la Cámara, Antoni Bayona, hasta que se nombre a un sucesor.

Bayona renunció a su cargo hace una semana para pasar a ser letrado raso y será uno de los miembros del cuerpo jurídico del Parlament que asuma rotativamente las funciones de letrado mayor.

La figura del letrado mayor se creó en 1999 y no está recogida en el reglamento de la Cámara, por lo que no es de obligada creación: aun así, fuentes parlamentarias detallan que sí se prevé nombrar un sustituto de Bayona en las próximas semanas.

Corresponde a la Mesa del Parlament nombrar a dicho sustituto de entre el cuerpo de letrados, que actualmente está formado por ocho miembros --tres mujeres y cinco hombres--.

Las funciones del letrado mayor se centran en asesorar y asistir al secretario general, Xavier Muro, y sustituirle en caso de ausencia o enfermedad: es habitual, por ejemplo, que esté presente en las reuniones de la Mesa del Parlament.

En la reunión de este martes --la primera sin Bayona-- ha sido el letrado Ferran Domínguez el que ha asistido para asesorar y asistir a Muro, aunque ya que en las siguientes reuniones habrá otros letrados rotativos.

LETRADO EN TIEMPOS DIFÍCILES

Bayona ha sido letrado mayor en los tiempos más difíciles en las relaciones entre la Cámara y el Estado, y en varias ocasiones su criterio ha chocado contra la mayoría independentista que ha gobernado la institución en las últimas legislaturas.

Su renuncia se suma a la que en noviembre de 2016 hizo el entonces secretario general del Parlament, Pere Sol: algunos grupos no independentistas defendieron que su renuncia estaba relacionada con presiones de JxSí para favorecer el proceso independentista.

El cuerpo de letrados ha cobrado especial protagonismo desde la anterior legislatura debido al proceso independentista, ya que en ellos ha recaído la responsabilidad de dirimir discrepancias entre los grupos y han tenido que avisar en varias ocasiones al independentismo de que sus actuaciones estaban vulnerando las leyes y podían tener responsabilidades penales.

Contador