Los libreros prevén un Sant Jordi "espectacular" al ser laborable

P.Tixis (Cambra del Llibre), M.C.Ferrer y M.Marín (Gremi Llibreters)
EUROPA PRESS
Actualizado 11/04/2018 10:14:57 CET

   Será un lunes más esponjado y se espera acumular ventas desde el viernes

   BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los libreros catalanes prevén el próximo 23 de abril una Diada de Sant Jordi "espectacular" al caer en lunes, día laborable, y prolongarse prácticamente desde el viernes anterior, con sábado de librerías abiertas y siendo que el domingo muchas librerías --las que quieran-- podrán abrir.

   En rueda de prensa este martes, el presidente de la Cambra del Llibre de Catalunya, Patrici Tixis, ha descartado hacer una previsión económica de la jornada, aunque ha previsto: "Podría ser un Sant Jordi bastante espectacular si la meteorología acompaña".

   También ha citado los "grandes niveles de ocupación de la vía pública" gracias a la complicidad alcanzada con las administraciones, que permitirá conquistar más metros en la avenida Diagonal de Barcelona y estrenar un tramo en la calle Consell de Cent, lo que conformará una especie de circuito cerrado.

   Tixis ha dicho que están muy emocionados por la Diada, que suele vender en torno a un millón y medio de libros y facturar 20 millones de euros; concretamente, el pasado año se facturaron 21,8 millones, una cantidad que espera repetirse después de los dos últimos años de buenas cifras.

   Ha desligado la situación política del éxito de la Diada, ya que ha considerado que se dan "dientes de sierra", con momentos de estabilidad y otros de crecimiento.

   Ha dicho que se cerró 2017 creciendo respecto al año anterior, pese a las caídas del último trimestre, y que tras una Navidad "muy buena", se han registrado unos tres primeros meses estables, que no son para tirar cohetes, pero dirigen las ventas hacia la recuperación.

THRILLER, FEMINISMO Y CATALUNYA

   Sobre las tendencias temáticas de este Sant Jordi, Tixis ha comentado que además de Catalunya, también hay un 'boom' de thrillers, novela negra y 'domestic noir', con un éxito de lectores muy relevante, "como fenómenos de los últimos meses"; así como la novelística y ensayo feminista.

   La presidenta del Gremi de Llibreters, Maria Carme Ferrer, ha augurado que será muy buen Sant Jordi debido a que es laboral porque la gente comprará durante más días, y ha descartado que tenga algo que ver la política en la jornada.

   Ha destacado que las librerías estarán abiertas el viernes y el sábado, y las que quieran el domingo, que en Barcelona "serán casi todas", aunque ha recordado que sólo el lunes habrá descuentos del 10%, mientras que el resto de los días pueden alcanzar el 5%.

   Sobre la presencia de libros sobre el proceso soberanista Catalunya, ha dicho que desde octubre se han vendido muchos libros sobre este tema, "pero no serán los libros de Sant Jordi".

   Ha dicho que será un Sant Jordi "bueno, muy bueno" por ser laborable, y ha pronosticado que en el área metropolitana habrá mucha gente y ésta comprará también en viernes y sábado, ya que suele darse que primero va a comprar para regalar y después vuelve en familia a Sant Jordi y compra nuevamente.

MÁS ESPACIO

   "Hemos esponjado Consell de Cent con 90 metros y Diagonal con 80", ha detallado Ferrer, tras lograr incorporar esta calle en su tramo de paseo de Gràcia, Rambla Catalunya y Balmes gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona.

   El secretario del Gremi de Llibreters, Marià Marín, ha concretado que entre 1,2 y 1,5 millones de personas se concentran en las Ramblas, la Rambla Catalunya y paseo de Gràcia, donde hay habitualmente el 65% de las paradas, y estas grandes aglomeraciones "son un problema de venta".

   De este modo, para evitar acumulaciones y también por los niveles de seguridad ante ataques terroristas, la fiesta tendrá una circulación más fluida, con más espacio entre paradas, de manera que sea "más agradable".

   Este Sant Jordi también será una fiesta para proyectar Catalunya al mundo de la mano de diversas iniciativas, como la visita a Barcelona 19 libreros y periodistas de 10 países extranjeros para ver la fiesta invitados por la Agència Catalana de Turisme.

   Sobre la candidatura de la Diada de Sant Jordi como patrimonio de la Unesco, Carme Ferrer ha dicho que el asunto está parado por motivos políticos, hasta la formación de un Govern.