Llega al Museu Picasso de Barcelona la primera retrospectiva de Van Dongen en España

Actualizado 10/06/2009 15:44:35 CET

BARCELONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El artista que tuvo su estudio pared con pared con el de Picasso en París y compartió con él amistad y modelo, el fauvista Kees Van Dongen, tendrá su primera retrospectiva en España desde mañana en el Museu Picasso de Barcelona.

La muestra trata de desbancar los "tópicos" y "malentendidos" sobre la figura de Van Dongen, aseguró el director del Museu Picasso, Pepe Serra. Si bien fue un artista "de primera línea" estando en París, decayó, a los ojos públicos, al trasladarse a Mónaco y pintar retratos decadentes de la burguesía de la época.

Un total de 78 obras --entre ellas 18 dibujos y un grabado-- del holandés se combinan con piezas documentales y cuatro obras de Picasso en siete salas; la obra inicial es 'Caballo pío' (1895-1907), una enorme tela de lino que siempre ocupó un lugar privilegiado en los estudios que tuvo su autor en París, y que es una alegoría personal en tonos oscuros, al estilo de Rembrandt.

El gran atractivo de esta exposición es que aúna piezas clave y las ordena cronológicamente, de modo que se puede observar la evolución que tuvo el artista a lo largo de su extensa y fructífera carrera, aseguró hoy en rueda de prensa el comisario de la muestra y conservador jefe del Centre Pompidou de París, Jean-Michel Bouhours.

En coproducción con el Musée des Beaux-Arts de Montréal y del Nouveau Musée National de Mònaco, la muestra recalca en Barcelona la voluntad del Museu Picasso de dejar de mostrar la obra del malagueño aislada de sus circunstancias, porque de lo que se trata es de "repensar a Picasso", recordó Serra.

Además, Barcelona no es ajena a la figura del holandés, pese a que es un gran desconocido en España, porque en 1915 la Sala Dalmau expuso siete cuadros suyos. Ese es todo el reconocimiento que se le ha hecho en España, por lo que esta muestra "quiere suprimir esa opacidad que la historia del arte" ha vertido sobre Van Dongen, indicó Bouhours.

Un apartado de la muestra está dedicado a documentar cómo se recibieron aquellas obras del holandés entre el público catalán.

SOBRE LOS DIBUJOS ROBADOS

Acerca del cuaderno de dibujos de Picasso que robaron ayer de su museo en París, Serra aseguró que no entiende cómo ha podido pasar: "No tengo ni idea de qué ha pasado", dijo, y aseguró que las vitrinas son un buen sistema de protección, por lo que le "angustia" el no saber cómo han desaparecido los dibujos.

Valorada en unos ocho millones de euros, la pieza robada contenía más de 30 dibujos de Picasso. "Es un cuaderno magnífico; es una desgracia" que haya desaparecido, aseguró Serra, que habló con la dirección del Museo Picasso en París ayer a las cinco de la tarde, cuando supo la noticia. "Ojalá lo recuperen", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies