El Macba muestra el arte más "subversivo" de los años 70 y 80 de la mano de Eulàlia Grau

 

El Macba muestra el arte más "subversivo" de los años 70 y 80 de la mano de Eulàlia Grau

Caps, calces i mitjons (Etnografía), de Eulàlia Grau
MACBA
Actualizado 06/02/2013 13:37:27 CET

El centro dedica la primera muestra monográfica al "arte y activismo" de la artista

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba) dedicará la primera exposición monográfica al "arte y activismo" de la artista Eulàlia Grau, exponente del arte más reivindicativo y subversivo de los años 70 y 80, en la muestra 'Mai no he pintat àngels daurats', que recoge más de un centenar de telas emulsionadas, serigrafías, libretos, pósters, instalaciones y demás obras.

El hilo conductor de la exposición, que se abre al público este viernes hasta el 26 de mayo, es la "denuncia social y la legitimación de una forma de poder que beneficia a las clases más poderosas, al mercado, al dinero y al capital", ha reseñado a Europa Press la comisaria de la muestra, Teresa Grandas, para quien la grandeza del recorrido radica en la gran actualidad de las materias abordadas.

Tras imágenes de estética pop aparentemente amables, a base de collage de recortes de prensa y posteriormente volcadas en telas de medio formato, Eulàlia Grau (Terrassa, 1946) realiza un ejercicio de "interpelación y provocación constante" al espectador, explica Grandas.

De hecho, sus obras se caracterizan por contraponer escenas de parejas que desprenden una "opulencia y felicidad ficticia", al lado de una situaciones de pobreza, mostrar mujeres de moda detrás de las barras de una cárcel o colocar prisioneros de un campo de concentración en un enorme avión en que aparece servido un copioso almuerzo.

La comisaria define a Grau como una gran observadora, y de hecho la artista recorta imágenes de los medios de comunicación y las descontextualiza contraponiéndolas con otras y consiguiendo, así, dar un "bofetón moral" al espectador, ha señalado Grandas.

Todo para crear un mosaico de situaciones reales aparentemente inconexas, que coexisten en el sistema socioeconómico y cultural y que se convierten en "retratos de la realidad circundante", como califica la misma Grau.

Pese a que la obra se basa en obras de hace 40 años, cuenta con una particular instalación de la artista finalizada en diciembre de 2012 bajo el título 'Me gustaría morir en un lugar donde nadie me viera. María'.

Por un lado, la instalación proyecta al lado de instantáneas de una señora 'sin techo' fotografías de caras de ciudadanos honorables y condecorados con varios títulos que actualmente protagonizan casos sonados de supuesta corrupción política y financiera como el Gürtel, Bankia, Nóos y Millet.

"PÉRDIDA DE DIGNIDAD" REAL

De esta forma, contrapone la "pérdida de dignidad" de la mujer indigente, a la que fotografió --sin mostrar la cara-- en su día a día en las calles de Barcelona, con la de decenas de supuestos ciudadanos ejemplares.

A medio camino entre la artista de vanguardia y la activista, Grau es considerada una de las voces más reivinidicativas de su generación, según destaca el Macba, que enmarca esta exposición en su cometido de recuperar aspectos de la trayectoria de artistas relevantes cercanos y que se centra en obras poco conocidas, pero significativas, como ha sido el caso de Benet Rossell, Joan Rabascall y Àngels Ribé.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies