Los machos de tortuga boba también vuelven a las playas donde nacieron para reproducirse

Premsa Ub Els Mascles De Tortuga Babaua També Tornen A Les Platges On Van Néixer
UNIVERSIDAD DE BARCELONA
Publicado 14/03/2018 18:27:36CET

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de machos de tortuga boba vuelven cerca de las playas donde nacieron para reproducirse, como lo hacen siempre las tortugas hembra, según concluye un trabajo en el que han participado investigadores de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universitat de Barcelona (IRBio).

La investigación, publicada en la revista 'Marine Ecology Progress Series', rompe la visión clásica sobre el comportamiento reproductor de esta tortuga marina, y describe cómo se podría reproducir la especie también en las zonas de alimentación o bien en ruta hacia las playas de nidificación.

También han colaborado en el estudio un equipo de expertos de la Cyprus Wildlife Society (Chipre), la Universidad Al Fateh (Libia) y la Universidad Adnan Menderes (Turquía), entre otras instituciones.

La tortuga boba (Caretta caretta) es una especie marina que realiza largas migraciones a zonas tropicales y templadas de todo el mundo; en el Mediterráneo oriental, en concreto, nidifica en las costas de Grecia, Turquía, Chipre, Libia, El Líbano e Israel, aunque también se han descrito episodios de nidificación esporádica en el Mediterráneo occidental.

Tradicionalmente, se creía que las hembras volvían a las playas donde habían nacido --comportamiento filopátrico-- para hacer la puesta de huevos tras reproducirse con machos procedentes de distintas zonas.

En cambio, los marcajes en machos son muy escasos y los resultados no han sido nunca concluyentes, y estudios previos con pocos marcadores genéticos nucleares sugerían incluso que los machos no tenían este tipo de comportamiento y que se apareaban con hembras de diferentes zonas.

"Nuestro trabajo revela que el comportamiento reproductor de la tortuga marina puede ser más complejo. En la mayoría de poblaciones, las hembras no son las únicas que tienen un comportamiento filopátrico: los machos también vuelven a reproducirse cerca de las playas de anidación donde nacieron", ha afirmado la miembro del Departamento de Genética, Microbiología y Estadística de la UB y del IRBio Marta Pascual.

ANÁLISIS DE FLUJO GENÉTICO

En el trabajo, el equipo de la UB-IRBio ha ampliado el número de marcadores microsatélites para analizar el flujo genético entre poblaciones de tortuga boba en el Mediterráneo.

Los resultados revelan mayor diferenciación genética entre las playas de puesta en el Mediterráneo, y abren la posibilidad de que las tortugas se apareen en las zonas de alimentación o en ruta hacia las playas de nidificación.

"Por lo tanto, la creencia tan aceptada de que los machos no presentan filopatria podría deberse, en algunos casos, al número bajo de marcadores moleculares empleados hasta ahora", según Pascual.

"Además, si comparamos los marcadores mitocondriales y nucleares, podemos llegar a contrastar el comportamiento dispersivo de machos y hembras en las distintas zonas, que muestra unos patrones de reproducción complejos y característicos de cada área", ha añadido.