La Magòria de Barcelona tendrá un nuevo CUAP, un sociosanitario y recuperará el campo de fútbol

L.Perez, A.Colau. D.Elvira y G.Tarafa
EUROPA PRESS
Publicado 09/03/2018 14:19:14CET

Prevén que esté en marcha en 2022 con un presupuesto de 60 millones de euros

BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El distrito barcelonés de Sants-Montjuïc tendrá un nuevo polo sociosanitario en el terreno de La Magòria, integrado por un centro de urgencias de atención primaria (CUAP) y uno sociosanitario con más de 200 camas, junto a un edificio con 150 viviendas dotacionales, y recuperará el histórico campo de fútbol, ha anunciado este viernes la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En rueda de prensa acompañada del director del Servei Català de la Salut (CatSalut), David Elvira, Colau ha explicado que la propuesta permitirá avanzar hacia un nuevo modelo de atención integral y contará también con un centro de servicios sociales de infancia, otro de dependencia y un recurso de ingreso para tratar adicciones, en un total de 20.000 metros cuadrados.

Tendrá un "enfoque innovador, con una serie de equipamientos para dar una atención lo más integral e integrada posible", incluyendo una zona verde, ha dicho Colau, que ha explicado que tendrá un coste total de alrededor de 60 millones de euros: 35 corresponden al área sociosanitaria y serán compartidos entre consistorio y Generalitat, y los 25 restantes los aportará el Ayuntamiento.

Elvira ha puesto en valor que los servicios "se desplegarán con una visión comunitaria y permitirán acercar la atención al entorno del paciente, mejorando la calidad de vida" y coordinando mejor la atención primaria en salud y social, en un entorno en el que ha observado que a la fragilidad biológica del envejecimiento se le ha sumado la social, consecuencia de la crisis.

Se prevé que los equipamientos estén en marcha en 2022, y permitirán que el solar de La Magòria, adquirido por el Ayuntamiento a la Generalitat para acelerar que se le diera uso, se integre en el barrio, en lugar de separarlo como hacía actualmente, y la concejal del distrito, Laura Pérez, ha especificado que cada equipamiento requerirá su plan ejecutivo.

EVITAR DESPLAZAMIENTOS

El CUAP abrirá las 24 horas del día, evitando que las personas de la zona tengan que desplazarse hasta el de Manso para casos de urgencias, y compartirá espacio con el sociosanitario, que tendrá hasta 240 camas y permitirá una atención intermedia, con un abordaje multidisciplinar destinado a pacientes crónicos, convalecientes, paliativos en rehabilitación y de larga estancia.

En el mismo edificio, se ubicará un servicio de atención a la infancia y la adolescencia por el que pasarán cada año unos 3.000 niños, y estará al lado de un centro de servicios sociales especializado en la atención y el seguimiento de la dependencia, que prevén que siga a 9.000 casos al año y atienda a los 4.000 nuevos que suelen surgir.

La comisionada de Salud del Ayuntamiento, Gemma Tarafa, ha explicado que también se ubicará un recurso de ingreso para el tratamiento y la reinserción social de personas en situación de exclusión social por problemas de adicción a las drogas, con zona residencial, atención sanitaria y un centro de día.

Sobre la vivienda, han explicado que el Ayuntamiento prevé impulsar un nuevo proyecto en el sector delimitado por la Gran Vía y las calles Moianès y Corral, con 150 pisos en 14.000 metros cuadrados que se gestionarán en régimen de alquiler para colectivos específicos como las personas mayores.