Majó apuesta por aplicar en la campaña electoral el trato informativo del referéndum que decidió la CCRTV

 

Majó apuesta por aplicar en la campaña electoral el trato informativo del referéndum que decidió la CCRTV

Actualizado 30/06/2006 17:14:00 CET

Cree que el Gobierno aprobará el contrato-programa de la CCRTV el martes, y aún espera que también se apruebe la ley

BARCELONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV), Joan Majó, apostó hoy por seguir aplicando en campañas electorales el tratamiento informativo a los partidos políticos en TV3 y Catalunya durante la campaña del referéndum estatutario que había decidido el ente público, al margen de las decisiones que acabó emitiendo la Junta Electoral Central (JEC). "Han sido unas interferencias que nos han sabido mal, pero que han tenido una interferencia pequeña", añadió.

En la comisión de control parlamentario a la CCRTV, aprovechó para pedir a los partidos que "eviten" recurrir a la JEC si antes ya ha habido un acuerdo del Consejo de Administración sobre la cobertura de una campaña; si, por el contrario, hay acuerdo pero después recurren igualmente, "ya no hace falta que se discuta en el Consejo de Administración" -ironizó--, porque "no tiene sentido una vez se ha llegado a un consenso en el Consejo".

Joan Majó consideró que esta fórmula no es de 'bloques' informativos, sino que éstos "ya están suprimidos", y defendió los criterios informativos de la actual fórmula. Llegó a decir: "Yo no entiendo que con esto pueda seguir habiendo una huelga de firmas", en alusión a que los periodistas del ente público protestaron no firmando sus propias informaciones de la campaña.

Majó se mostró "satisfecho" con los servicios informativos de la televisión y la radio públicos en la campaña, porque "han seguido con fidelidad y profesionalidad las instrucciones del Consejo de Administración", que "en los últimos tres años ha ido avanzando en una visión que combina los criterios profesionales con la imposición legislativa de tener en cuenta la pluralidad y la proporcionalidad" respecto a los partidos.

Majó explicó que, para ello, se ha pasado de un cómputo "estricto" del tiempo dedicado a cada partido a un cómputo "a partir de una horquilla (partidos grandes, pequeños y medianos), y corregido con un factor que iguala mucho más a los partidos", con lo que se impide una gran diferencia entre el partido mayor y el menor. También apostó por hacer cómputos globales de la aparición de partidos a lo largo de toda una campaña.

Además, apoyó que "desaparece el orden de aparición" de los partidos como obligación, de manera que el orden se decide según el criterio de hechos más o menos noticiables, y subrayó que así fue durante unos días en el referéndum -destacó como ejemplo los días en que hubo altercados en actos de campaña del PP--.

NO HABÍA POR QUÉ IMPEDIR EL MENSAJE DE MARAGALL.

En respuesta a una pregunta del diputado Santi Rodríguez (PP), el director del ente público dijo que "no había ningún motivo para no emitir" el mensaje institucional del presidente catalán en el último día de campaña, si la Generalitat quería hacerlo, "y no hacía falta ningún motivo específico para emitirlo".

Subrayó que la JEC "rechazó" las peticiones de PP y de ERC para que no se emitiera, y dijo no haber tenido "la más mínima duda" de la emisión. Añadió que la resolución de la JEC le dio "una alegría" porque ésta no se pronunció sobre el mensaje alegando que no podía ejercer "censura previa".

CONTRATO-PROGRAMA

Joan Majó también habló, a petición de los grupos, de la situación del contrato-programa de la CCRTV. "No me extrañaría que el martes que viene se apruebe", dijo en referencia a la reunión de Gobierno catalán de la próxima semana. Aun así, aseguró ser "el primer incómodo" en que la aprobación del contrato "tarde tanto", aunque lo justificó.

Así, alegó que él mismo no quiso hacer "como en el anterior contrato, en que se hacían afirmaciones genéricas que no se concretaban con números y objetivos y que no incluían cambios de escenario que podían pasar"; como ejemplo, dijo que aquél contrato decía que si surgía la TDT "ya se haría un anexo". Por ello, el año pasado "se tuvieron que revisar muchas cosas" y "rehacer" el texto a causa de la TDT.

Además, constató la inconveniencia de tener listo el contrato pero no la ley de la CCRTV, de manera que "si la ley de la CCRTV se hubiera aprobado, el contrato también lo estaría; así de claro".

Y aprovechó para seguir confiando en que se apruebe la ley antes de acabar la legislatura. "Me sabe mal que este Parlament, que pasará a la historia por la aprobación del Estatut, también pase a la historia por la aprobación o no aprobación del Estatut", y pidió "de una manera formal" que se haga "el esfuerzo necesario".

LEY DE LA CCRTV.

Precisamente hoy se reunió, tras la comisión de control de la Corporació, la ponencia de la ley, en la que PSC, ICV-EA y ERC plantearon extremar la urgencia de su tramitación proponiendo el procedimiento de lectura única, según el cual el texto legislativo va directamente a un pleno parlamentario, sin acabar el trabajo de la comisión, y en el pleno se abordan también las enmiendas que queden vivas.

La Junta de Portavoces decidirá el próximo martes si da luz verde a esta lectura única, en cuyo caso el texto se debatirá y votará en el último pleno previsto para esta legislatura, el de los días 13 y 14 de julio. PP y CiU rechazan la lectura única y rechazan también aprobar la ley "deprisa y corriendo", como explicó hoy el diputado convergente Oriol Pujol, quien pidió ser conscientes de la "fragilidad" del Gobierno.

Pujol declaró después, en los pasillos del Parlament, que el procedimiento de lectura única es propio de leyes que tienen un consenso indiscutible, lo que, para él, no se da en este texto: "No hay acuerdo totalmente, porque si no, no habría enmiendas vivas". Y aprovechó para hacer notar que hay "más tripartito que nunca". A su vez, PSC, ERC e ICV-EA teme que, pese a que haya luz verde de la Junta de Portavoces, PP y CiU puedan impedir la aprobación pidiendo más comparecencias parlamentarias sobre el texto.

Por su parte, el republicano Carmel Mòdol declaró que la reciente enmienda republicana que pide que sea el CAC quien proponga al Parlament los miembros del Consejo de Administración de la CCRTV es una enmienda "que no distorsiona el calendario" sino que se puede abordar en el pleno parlamentario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies