Maragall y Romeva se comprometen con la agenda 2030 pese al "periodo nefasto" del 155

El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall,
EUROPA PRESS
Publicado 16/07/2018 11:21:36CET

BARCELONA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, y su predecesor Raül Romeva --recluso en la cárcel de Lledoners-- se han comprometido este lunes con la agenda 2030 de Naciones Unidas de desarrollo sostenible, pese al "periodo nefasto de aplicación del artículo 155 de la Constitución".

En un artículo que firman conjuntamente en 'El Periódico' recogido por Europa Press, han explicado que el 155 ha puesto "obstáculos" a la implementación de dicha agenda y ha ralentizado su desarrollo.

Concretan los avances realizados desde otoño de 2015 cuando se creó el grupo de trabajo y en 2016 con el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible de Catalunya que identificó los retos que se debían abordar.

Tras ello, en febrero del 2017 se aprobó, a propuesta de los consellers Raül Romeva y Josep Rull, el inicio del proceso de elaboración del Plan Nacional para la implementación de la Agenda 2030 con un borrador de unos 750 compromisos, unos dentro de Catalunya y otros de Catalunya con el mundo.

Lamentan que algunos de esos compromisos de alcance catalán han topado con obstáculos imprevistos: la ley de universalización de la asistencia sanitaria fue recurrida por el Gobierno español al Tribunal Constitucional y se encuentra suspendida, y la ley del cambio climático, también recurrida, se encuentra en vigor con un solo artículo suspendido provisionalmente --el que prohíbe el 'fracking'--.

"Retomamos ahora, pues, el ritmo con el objetivo de poder aprobar el plan definitivamente en el 2019, aunque muchos aspectos están ya vigentes", aseguran en un texto que firman Maragall como conseller y Romeva como preso CIC 12004216, del centro penitenciario de Lledoners.

Aseguran que para la implementación de dicha agenda será obligatorio "trascender el frío espacio de la normativa" para lo que será necesario ganar la complicidad del conjunto de la ciudadanía, para convertir el plan en un proyecto de país.

"Abriéndolo a la participación de expertos y de la sociedad civil, avanzando en políticas concretas, pero también más allá. Queremos que esta agenda mundial también sea una cuestión catalana", inciden y afirman que Catalunya forma parte del grupo de cabeza de los gobiernos en la implementación de la Agenda 2030.

Con todo, reconocen que con eso no tienen suficiente porque tienen vocación de liderazgo en el espacio mediterráneo; algo que quieren demostrar también en el ámbito del desarrollo sostenible.

TOMAR DECISIONES

Para ello, se han conjurado para "gobernar, tomar decisiones de transformación de una realidad que no lo aceptará dócilmente", pero que creen que tienen la responsabilidad de hacerlo.

Recuerdan que esta semana podrán explicar su experiencia y sus planes en el High Level Political Forum on Sustainable Development, en Nueva York, en cuya edición anterior "Catalunya estuvo presente con la intervención de un conseller y este año la representará otro conseller, como consecuencia de las inaceptables medidas represivas y judiciales del Estado": el encarcelamiento de Romeva.

Sin embargo, aseguran que su compromiso queda "intacto" y la voluntad de compartir sus fortalezas y de hacer oír su voz no han dejado de crecer.