Margallo cierra la puerta a la financiación bilateral para Catalunya que reclama CiU

José Manuel García-Margallo
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 16:24:22 CET

BARCELONA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha cerrado la puerta al pacto fiscal, un modelo de financiación bilateral para Catalunya que reclama el Govern de CiU, junto a ERC e ICV-EUiA, y también agentes socioeconómicos como patronales y sindicatos.

Margallo lo ha dicho en la Casa Asia de Barcelona, tras una reunión con un grupo de empresarios catalanes con interés en el sureste del continente, siendo el primer ministro que visita Barcelona tras la masiva manifestación a favor de la independencia de Catalunya que se hizo el pasado 11 de septiembre.

"No cabe la bilateralidad", ha asegurado García-Margallo, recalcando que en cualquier caso, es necesario una nueva fiscalidad, puesto que hay que adaptarla a las nuevas exigencias europeas.

"Incluyamos una reflexión global sobre lo que es la fiscalidad donde se contemple al Estado, las comunidades autónomas, las corporaciones locales y la seguridad social y se contemple la totalidad de los impuestos, las prestaciones sociales y los precios públicos", ha agregado el ministro.

La nueva fiscalidad debe ser acordada "multilateralmente", y ha indicado que el concierto vasco y navarro es una excepción que no puede exportarse a Catalunya, por que se debe a un reconocimiento histórico que hizo el Gobierno central de Cánovas del Castillo para finalizar las guerras carlistas.

La propuesta de pacto fiscal que a finales de julio aprobó el Parlament con los votos de CiU, ERC e ICV-EUiA, el PSC de forma parcial y la oposición de PP, C's y SI aboga por reducir la solidaridad interterritorial a la mitad --del 8 al 4% de su PIB-- a diferencia del modelo foral, donde Euskadi y Navarra sólo pagan por los servicios que el Estado presta, y no aportan nada al desarrollo de las comunidades menos dinámicas.

REVISIÓN "MULTILATERAL" EN 2014

En cualquier caso, Margallo ha indicado que la financiación de Catalunya, al igual que la del resto de autonomías de régimen común --todas salvo Euskadi y Navarra-- debe revisarse durante 2014.

Entonces, habrá tres opciones: "prórroga, maquillaje o reforma", y él aboga por esta última tesis, teniendo presente que a nivel de la UE se tiende a una convergencia sobre este tema.

En unos tiempos en los que la Unión Europea tiende a la "unión económica para corregir desequilibrios, un gobierno económico federal y una unión política", no es viable la bilateralidad que exige Catalunya ni tampoco las ansias independentistas.

"El mundo ha cambiado, se ha globalizado, la fiscalidad afecta a la competitividad" y Europa está en un proceso de armonización fiscal y prueba de ello es que ya se ha hecho en el IVA, impuestos especiales, bases del impuestos de sociedades y también a nivel de ahorro, para evitar que se deslocalice.

"Hay que hacer un sistema de financiación para toda la nación en su conjunto" y que sea consecuencia de una reflexión profunda y no de una improvisación, ha indicado Margallo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies