Marín se compromete a potenciar la "participación social" como alcaldesa de L'Hospitalet

Núria Marín, PSC
REMITIDA
Actualizado 11/06/2011 16:21:25 CET

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Núria Marín ha sido elegida como nueva alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat para los próximos cuatro años con los votos de su partido, el PSC, y de ICV-EUiA, y se ha comprometido a potenciar la "participación social" en respuesta a la desafección por la política y a impulsar la generación de ocupación.

La alcaldesa de L'Hospitalet, que ocupa el cargo desde 2008 cuando sustituyó al ex ministro Celestino Corbacho, ha explicado que en los próximos días PSC e ICV-EUiA continuarán dialogando para "concretar" un acuerdo para un gobierno "progresista que mejore la calidad de vida de la ciudadanía".

Según Marín, en las últimas elecciones la ciudadanía ha manifestado que está mayoritariamente "satisfecha" de cómo se ha trabajado en L'Hospitalet "pero también ha dicho que espera más de nosotros, que no quiere hablar sólo cada cuatro años sino que quiere un diálogo continuo y respuestas rápidas a sus inquietudes".

Por ello, la alcaldesa ha manifestado que quiere "conectar" con la voz de la calle y aplicar "un nuevo estilo de gestión más sencillo y próximo".

Núria Marín ha manifestado que buscará el "consenso" en los grandes temas de ciudad como el soterramiento de las vías de tren o el parque biomédico BiopoL'H, y que sus prioridades serán "contribuir a salir de la crisis atrayendo ocupación y profundizar en las políticas sociales".

"No trataré a nadie de forma diferente por su procedencia, ni hablaré de los de aquí y de los de allá", ha dicho Marín sobre la inmigración, "pero aplicaré a toda la ciudadanía con firmeza y con rigor las normas de la ciudad para garantizar la convivencia en las calles, en las plazas y en las escaleras de vecinos.

Por su parte, el principal partido de la oposición, el PP, ha manifestado que el Ayuntamiento es ahora "más plural" por la pérdida de la mayoría absoluta del PSC y ha fijado como prioridades "la seguridad ciudadana, la creación de empleo y resolver los pequeños problemas de los ciudadanos", según su portavoz, Juan Carlos del Rio.

La portavoz de CiU, Meritxell Borràs, ha dicho que el nuevo gobierno deberá "dialogar y colaborar" ya que es "lo que ha pedido la ciudadanía" y ha reclamado que se trabaje para contar con una ciudad "segura y cívica".

Finalmente, el portavoz de Plataforma per Catalunya, Daniel Ordóñez, cuya intervención ha motivado algunos silbidos del público, ha explicado que la entrada de su partido supone "derribar una primera muralla de un sistema caduco" y ha defendido la necesidad de "frenar la degradación de los barrios, luchar contra el descontrol de la inmigración y acabar con una forma de hacer oposición complaciente".

Durante la celebración del pleno de investidura de la nueva alcaldesa de L'Hospitalet, en las afueras del Ayuntamiento unas 200 personas de la asamblea de indignados de la ciudad se han manifestado con cazuelas y pitos; así como un grupo de ciudadanos de la plataforma Unidad contra el Fascismo en contra de la presencia de Plataforma per Catalunya en el consistorio.

ANFE